Martes 25 de Septiembre de 2018

Martes 25 de Septiembre de 2018 09:40 am

Las columnas

El refugio de los mariachis asesinos


Héctor de Mauleón en su columna En Tercera Persona, afirma que 2018 ha sido en Tepito el año de los "entambados". Al menos cuatro cuerpos han aparecido dentro de botes metálicos, con narcomensajes escritos en el pecho o abandonados junto a los cuerpos. "Sigue la limpia", decía uno de ellos. Desde hace tiempo la Unión Tepito dispuso una serie de casas de seguridad en la Guerrero. De muchas de ellas se apoderó mediante la invasión y el despojo: ni el gobierno central ni las autoridades delegacionales hicieron nada. Contemplaron, año tras año, cómo la Unión construía su bastión. Ahí todos saben en dónde guardan sus autos y sus motos los sicarios de la Unión, dónde se reúnen los fines de semana, dónde hacen sus repartos y planean sus actividades.


Ayotzinapa, ¿qué hizo el Ejército?


Raymundo Riva Palacio en su columna Estrictamente Personal, comenta sobre el  la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa que los federales no hicieron nada ni en Iguala ni en los municipios colindantes. El Ejército selló Iguala mientras se cometía el crimen. Como en La Ruana, su trabajo fue seguridad perimetral. Nadie salía ni entraba de Iguala, salvo los sicarios de Guerreros Unidos, que se movieron con los normalistas privados de su libertad sin que nadie se los impidiera. El papel del 27 Batallón de Infantería sigue siendo un misterio sin aclarar. También, el por qué nunca se investigaron las denuncias que existían por vinculaciones con el narcotráfico, que se presentaron en una reunión del Grupo de Coordinación de Guerrero meses atrás. No se castigó a los militares responsables. Incluso, según reportes periodísticos, el general Hernández Saavedra es uno de los candidatos a secretario de la Defensa en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Faltaba más.


Drogas, la hora de cambiar casi todo


Jorge Fernández Menéndez en Razones, comenta que los cárteles sobre todo ante un proceso de regularización (legalización) que necesariamente tendrá que ser gradual, recrudecerán la violencia. Nadie dejará alegremente un negocio global, sobre todo las grandes organizaciones, de 320 mmdd. Indica que la política de regulación, en muchos sentidos indispensable, se tiene que dar de la mano con una firme acción de las fuerzas de seguridad, que golpee de verdad a las organizaciones criminales en todos los ámbitos, desde la detención de cabecillas hasta el lavado de dinero.






Déjanos tu comentario