Martes 22 de Mayo de 2018

Martes 22 de Mayo de 2018 08:08 am

Las columnas

Duda Razonable / MILENIO


 


Ayer, en una de las zonas más concurridas de Guadalajara, en plena colonia Americana, unos hombres balearon a agentes estatales de seguridad y, según las primeras versiones, intentaron asesinar al ex fiscal general del estado Luis Carlos Nájera, que se encontraba en el restaurante Suntory. Guadalajara, buena parte de Jalisco, sigue en llamas. La salida de prisión a finales del año pasado de varios personajes fundadores o piezas importantes de la organización que después se convirtiera en el CJNG parece haber provocado nuevas tensiones, añadido a que en enero, el secretario de Gobernación anunciara que sería ese cártel y su líder la prioridad más importante del gobierno federal en la lucha contra la violencia y la delincuencia.


 


Capitanes / REFORMA


 


Los ocho consorcios que quieren ganar el contrato para el túnel de drenaje profundo pluvial del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), esperan que ahora sí se les haga. Después de aplazar el evento en cinco ocasiones, mañana conoceremos al ganador de esta obra que forma parte del mega proyecto a cargo el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), que lleva Federico Patiño. No es una de las obras más costosas, pero sí tiene un alto impacto. El sistema de drenaje pluvial consta de un sistema de colectores a base de tubería que se instalarán de manera paralela a las pistas, dentro de un conjunto de túneles y una planta de bombeo.


 


Serpientes y Escaleras / EL UNIVERSAL


 


Un síntoma de la violencia creciente que azota al país es la descomposición que vive Guadalajara y su zona conurbada. La segunda ciudad en tamaño e importancia en México, referente internacional para nuestro país, vive un escalamiento de los niveles de violencia del crimen organizado que la colocan en un momento similar a aquella Guadalajara de Caro Quintero y Miguel Ángel Félix, que en los 80 se volvió la capital operativa y financiera del narcotráfico sinaloense y terminara en la mira del escándalo internacional por el asesinato del agente de la DEA, Enrique Camarena Salazar. Hoy, como en aquella época, a la pujante Perla Tapatía han vuelto las balaceras en las calles, ajusticiamientos y el horror de ataques y asesinatos de civiles.






Déjanos tu comentario