Miércoles 7 de Marzo de 2018

Miércoles 7 de Marzo de 2018 08:02 am

Las columnas

FRENTES POLÍTICOS / ¿Por qué si la inseguridad es la mayor preocupación en el país, senadores del PAN, del PRD, del PT y de Morena bloquearon la minuta que aprobó la Cámara de Diputados para utilizar por primera vez el mecanismo de consulta popular en la próxima elección? Se votó porque los electores respondieran si están de acuerdo con la profesionalización de 32 policías, una por cada estado, en vez de las más de mil 800 corporaciones municipales mal capacitadas, mal entrenadas y mal coordinadas. Los responsables de la parálisis son Fernando Herrera y Marko Cortés, del PAN; Luis Sánchez y Francisco Martínez Neri, del PRD; Manuel Bartlett y Rocío Nahle.


 


DINERO / De los seis candidatos presidenciales ya nomás nos quedan cinco, pues Ricardo Anaya aparentemente se autoeliminó al amenazar a Peña Nieto con meterlo a la cárcel por actos de presunta corrupción. Si nos atenemos a las realidades de la política mexicana, Peña Nieto preferirá pactar con El Bronco Rodríguez Calderón, con Margarita Zavala, incluso, en el más remoto de los casos, con López Obrador, para impedir que Anaya llegue a Los Pinos. Recursos no le faltan: sigue teniendo el control de la estructura del conteo de votos y la calificación de las elecciones -INE y Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación- y en situación extrema, cuenta con la Ley de Seguridad Interior.


 


TEMPLO MAYOR / La decisión de la Sala Regional del Tribunal Electoral Federal de anular la alianza del PRI, el Partido Verde y Nueva Alianza en el Estado de México se produjo tras una denuncia de Morena pero, aunque no lo crean, se alineó a la perfección con los deseos del gobernador Alfredo del Mazo. Los magistrados determinaron que no tenía lógica el porcentaje de votación que se le asignó a verdes y azules turquesa en el acuerdo de coalición. Tras el fallo, el PRI se queda con todas las posiciones locales para sus huestes. Ahora la coalición será sólo en el ámbito federal y en lo local, cada quien se rasca con sus propias uñas.






Déjanos tu comentario