Viernes 22 de Diciembre de 2017

Viernes 22 de Diciembre de 2017 08:31 am

¿Qué dicen las columnas?

Frentes políticos


Por fin. Enrique Peña Nieto, presidente de México, promulgó la Ley de Seguridad Interior, sin embargo, dijo que no emitirá Declaratoria de Protección a la Seguridad Interior hasta que la Suprema Corte de Justicia de la Nación determine la constitucionalidad de dicha normatividad, que hoy, reconoció, es cuestionada por organismos civiles.  Más allá de lo que pudiese ocurriresta ley ha esperado muchos meses, esperemos que todo se resuelva de la mejor forma para que se pueda ejercer en su totalidad.


Dinero


El llamado "sistema político" mexicano ha funcionado sobre la base de la complicidad y el silencio. Dos gobiernos panistas sucedieron al viejo PRI y después de 12 años con Fox y Calderón, facilitaron el retorno del nuevo PRI. Ninguno denunció al anterior por algún acto de corrupción. El diario estadunidense The New York Times publicó un extenso reportaje sobre el desvío de recursos públicos para campañas del PRI titulado El arresto de un aliado de Peña Nieto profundiza una investigación sobre corrupción. El caso involucra a media docena de ex funcionarios; algunos ya están cooperando con las autoridades. La regla de juego, el silencio, está rompiéndose.


Templo Mayor


Su petición quedó rebasada tras la decisión de Enrique Peña Nieto de promulgar ayer mismo la Ley de Seguridad Interior y dejar en manos de la Suprema Corte el futuro de esa polémica legislación, pero los representantes de la sociedad civil ante el Consejo Nacional de Seguridad Pública fijaron un postura clara y unánime. Pasado del mediodía de ayer, los cinco ciudadanos que acuden como invitados a las sesiones de ese organismo emitieron un pronunciamiento conjunto pidiendo al Presidente que vetara la ley y que abriera un diálogo con la sociedad. Pero tal parece que en Los Pinos la frase "ni los veo, ni los oigo" que se hizo tristemente célebre hace ya 23 años sigue tan vigente como entonces.






Déjanos tu comentario