Miércoles 12 de Septiembre de 2018

Miércoles 12 de Septiembre de 2018 09:34 am

No son fáciles los panistas

Ricardo Anaya el frustrado candidato presidencial del PAN, logró meter el hombro en favor de su delfín legislativo: Marko Cortés.
 
El sábado pasado -dice Víctor Sánchez Baños- platiqué con Héctor Larios en Chetumal, donde me mencionó que estaba pensado en aceptar la segunda posición de importancia en ese partido, la secretaría general. Ayer, aceptó y va de la mano de Marko, quien será el presidente de ese pardo, con lo que se fortalece la posición de Damián Zepeda en el liderazgo de los diputados panistas y la de Rafael Moreno Valle, en el Senado.
 
Las negociaciones fueron intensas la semana pasada, pero el acuerdo floreció a penas del lunes por la mañana. La primera minoría se reagrupa para sobrevivir. Claro que no fue tersa la negociación. Los gobernadores azules tuvieron que dar su brazo a torcer.
 
Carlos Mendoza de Baja Sur, Carlos Joaquín de Quintana Roo, Antonio Gali, Puebla; Francisco Domínguez, Querétaro; Javier Corral de Chihuahua; José Rosas Aispuro, de Durango; Miguel Ángel Yunes, de Veracruz y Armando Echevarría de Nayarit, querían acabarlo. Pero, al final de cuenta, con el apoyo de Miguel Márquez de Guanajuato y el electo por esa entidad, Diego Sinhué Rodríguez, los anayistas se unieron. No son fáciles los panistas.



Déjanos tu comentario