Viernes 4 de Mayo de 2018

Viernes 4 de Mayo de 2018 08:02 am

Cambios en el PRI

Se habían tardado. La destitución de Enrique Ochoa, como líder nacional del PRI, era necesaria para sus correligionarios. El ambiente que creó un administrador como Ochoa, que no era político, ni mucho menos priista, fue devastador para ese instituto político.
 
Los seccionales del priismo en materialmente todo el país se desmoronaron. Las decisiones sobre los dirigentes regionales generaron desbandadas de militantes a otros partidos, fundamentalmente a Morena.
 
Al no entender el toque fino para mantener los equilibrios, nombró a político que perderán los comicios, por una parte, y rompió lanzas con sus aliados tradicionales como el Verde Ecologista y el PANAL. Después de los platos rotos, llega un priista de hueso colorado.
 
René Juárez Cisneros, exgobernador de Guerrero y senador con licencia de esa entidad. Institucional, tratará de recomponer el tejido del tricolor, pero difícilmente reparará los daños que dejó Enrique Ochoa Reza.



Déjanos tu comentario