Martes 11 de Junio de 2019

Martes 11 de Junio de 2019 08:55 am

Bomba migratoria: 521 mil ilegales en México | VÍCTOR SÁNCHEZ BAÑOS

Al gobierno de Andrés Manuel López Obrador, le volvió el alma al cuerpo y al de Donald Trump, tiene confianza que los mexicanos seamos sus guardafronteras, ante una oleada de inmigrantes a la Unión Americana.


La amenaza de Donald Trump, de imponer aranceles del 5% en junio y paulatinamente llegar al 25% en octubre, se cumpliría. Pero, esto no es un hecho fortuito o repentino, ni mucho menos una ocurrencia.  Sin embargo, la tregua es de sólo 90 días.


En el Departamento de Estado, donde administra Mike Ponpeo, se encendieron las luces amarillas en la seguridad nacional del vecino del norte. En lo que va del año, pasaron por la frontera de México y Guatemala 521 mil personas de Centroamérica, Sudamérica, Asia y África. Todos con la firme intensión de llegar a Estados Unidos y asentarse en “el país de las oportunidades”.


Las estadísticas las confirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador en el mensaje del sábado pasado en Tijuana y agregó que en ese paquete llegaron 159,395 menos de edad, de los cuales 43,875 viajan solos. Según The New York Times, el número de migrantes detenidos por la Patrulla Fronteriza, en mayo superó los 130 mil, el número más alto en 13 años; la mayoría viajaba en familia.


Sin embargo, los que han cruzado la frontera suman más de 15 mil. Regresaron a México, de Estados Unidos, 12 mil solicitantes y esperan un alud de peticiones de asilo que podrían superar los 60 mil. Los que se quedan en México se convertirán en un severo problema para las finanzas nacionales. Hay que darles, alimentos, servicio, techo y, en todos los casos empleo. Si no les damos servicios, se convierten en una bomba que puede estallar en delincuencia o severos problemas sociales con mexicanos.


Los compromisos adoptados por el equipo negociados encabezado por Marcelo Ebrard, canciller mexicano, se enfocan a que cada país por el que pase un grupo de indocumentados deberá registrarse y hacer la solicitud de asilo a Estados Unidos. Por ejemplo, los hondureños que pasan por Guatemala, lo solicitarán en este país y los guatemaltecos que pasan por México, lo harán aquí. Al final México no aceptó ninguna.


La propuesta de López Obrador de darles cobijo en México, provoca graves problemas y también alerta a Trump. AMLO tendrá que cumplir lo pactado en tres meses. A finales de agosto, de no cumplirse con lo pactado, Trump podría imponer los temidos aranceles.


Esto significa que el asunto no termina y en Washington temen que puedan que darse hasta 200 mil migrantes en México que potencialmente son un peligro para la seguridad nacional de Estados Unidos. Por ello, debemos reflexionar sobre si nuestro país deba seguir siendo el tercer país más seguro de la migración mundial.






Déjanos tu comentario