Lunes 15 de Abril de 2019

Lunes 15 de Abril de 2019 10:32 am

Afores, ¡al abordaje corsarios! | VÍCTOR SÁNCHEZ BAÑOS

Para los políticos de la actual administración, 4 billones 877 mil millones de pesos, es un dineral que podrían utilizar para “hacer política” y “mantenerse en el poder”. Sólo que ese dinero no es de la Tesorería, ni del gobierno, es de los ahorros de 43 millones 977 mil trabajadores.


Las Afores aglutinan 3 billones 456 mil millones de pesos; el Infonavit un billón 253 mil millones, 122 mil millones en el bono de pensión del ISSSTE y 44 mil millones en recursos depositados en el Banco de México. Por ello, el bono de pensión del ISSSTE y el del INFONAVIT, podrían usarlo los políticos sin informar a los propietarios; Banxico resguarda el dinero de las Afores de Banco Azteca, con seguridad en su manejo. En cambio, ¿cómo meter la mano en los otros 3.4 billones de pesos restantes?


Por ello, quieren hacer reformas a la Ley del SAR, y buscar la manera que los recursos de los trabajadores sean utilizados para proyectos de infraestructura o realizar inversiones en proyectos que puedan implicar riesgo. Sin embargo, con una buena administración podrían tener la oportunidad de mejorar los beneficios para las intermediarias. Sin embargo, no se explica el monto de beneficio para el trabajador.


La información para los dueños del dinero, los trabajadores, es fundamental. Ellos deben decidir si aceptan que su dinero sea utilizado en proyectos de riesgo, con mejores rendimientos, o mantenerse conservadores con pocas tasas de interés.


De aprobarse en el Congreso el dictamen que modifica la Ley del SAR, las Afores tendrán una menor carga administrativa para sus inversiones, pero no soluciona de fondo la crisis futura de pensiones.


Se estima que 28% de los que se retiren bajo el sistema de Afores alcanzarán a tener una pensión paupérrima debido a los altos niveles de informalidad y la baja aportación obligatoria.


El dictamen elimina trámites administrativos para mejorar el desempeño de las Afores en materia de inversión. Sin embargo, no establece aumento a la aportación a la cuenta de pensión, que es la única herramienta para que un trabajador se retire con una cantidad que pueda asegurar una vida digna.


Las afores, después de que fueron usadas en el financiamiento del Aeropuerto de la Ciudad de México, en Texcoco, llamaron la atención de los políticos, quienes ven ese dinero como una forma de financiar al gobierno y generar una imagen de un gobierno dadivoso.


Es mucho dinero, pero no puede ponerse en riesgo ya que es el patrimonio de millones de trabajadores; es la única esperanza para vivir medianamente una vejez.






Déjanos tu comentario