Martes 19 de Febrero de 2019

Martes 19 de Febrero de 2019 09:28 am

Empleo: ¡Cuidado con los robots! | ROBERTO FUENTES VIVAR

Cada vez es más frecuente que, por la automatización industrial, los mexicanos nos enfrentemos a aquella vieja metáfora de Charles Chaplin en su filme Tiempos Modernos, cuando un trabajador se convierte en una especie de robot y termina loco.


El asunto es tan serio que se ha convertido en un verdadero reto en el cual se dirime la disyuntiva entre el robot y el ser humano. El Banco de México publicó recientemente el estudio “La Automatización en México desde una Perspectiva Regional”, en cual analiza las posibilidades de automatización del empleo en diferentes sectores económicos y cómo en cada uno de ellos existe la posibilidad de que robots sustituyan al ser humano.


Tras analizar el periodo de 2005 a 2017, el banco advierte que, globalmente, la economía ha experimentado una automatización del empleo, “definida como la sustitución de procesos productivos que se realizan, parcial o totalmente, con intervención humana, por técnicas de producción en las que se utilizan equipos controlados por computadora”.


Sobre México concluye que dos terceras parte de la población ocupada se emplea en actividades económicas con una alta probabilidad de automatización. El promedio nacional de actividades que se automatizarían es de 68.5 por ciento; 7.4 por ciento tienen una probabilidad media y 24.1 por ciento cuentan con una baja probabilidad, entre 20 actividades económicas analizadas.


Por actividad económica, las más susceptibles de automatizarse (97.8 por ciento) son las labores de agricultura, cría y explotación de animales, aprovechamiento forestal, pesca y caza; le siguen las de servicios de alojamiento temporal y de preparación de alimentos con 90.1 por ciento; y con más de 80 por ciento los sectores de la construcción (85.1 por ciento) e industrias manufactureras (81.4 por ciento). En contraparte, las de menor riesgo son los servicios educativos (16.1 por ciento), servicios de salud y de asistencia social (19.5 por ciento) y con 22 por ciento de probabilidades los servicios culturales, deportivos y otros servicios recreativos.


El reporte del Banxico considera que la automatización ha revolucionado la producción en diversos sectores económicos y se estima continuará haciéndolo en el futuro cercano, lo cual se ha reflejado en un aumento de la productividad de las empresas a partir de mejoras en la calidad de los productos y servicios que ofrecen, mayor rapidez en la producción y menores costos operativos.


Ante este escenario y el reto que significa mantener el empleo en México, GINgroup, de Raúl Beyruti, considera que es necesario impulsar políticas públicas que permitan atender los requerimientos del mercado de trabajo para los próximos años en el marco de la automatización, incluyendo una política educativa que impulse la formación de habilidades cognitivas (sociales y creativas) para facilitar una inserción exitosa de los trabajadores a las empresas, sobre todo en las regiones más rezagadas del país en cuanto al nivel de capital humano de su población.






Déjanos tu comentario