Domingo 17 de Febrero de 2019

Domingo 17 de Febrero de 2019 10:16 am

Microsoft: proteger datos, derecho humano | CARLOS MOTA









Asistí a la conferencia de Satya Nadella, el CEO global de Microsoft. El propósito de su mensaje fue claro: anunciar que en nuestro país todas las capacidades de los desarrollos de Inteligencia Artificial (IA) de Microsoft están disponibles, lo cual no es cualquier cosa, porque la ola ya empezó, aunque apenas sea perceptible.


 


Me llamó mucho la atención que Nadella dijera que la protección de datos debe ser considerada como un derecho humano. ¿Por qué lo hizo? Por una sencilla razón: la Inteligencia Artificial está empatando las capacidades del ser humano de manera muy rápida. En un momento determinado, Nadella relató cuatro avances de los últimos meses. Dijo que la IA ya equiparó a la inteligencia humana en: (1) reconocimiento de objetos, en 2016; (2) reconocimiento de voz, en 2017; (3) lectura de comprensión, hace un año; y (4) traducción de idiomas, hace menos de un año.


 


Las implicaciones de que la IA esté equiparando las capacidades del ser humano son gigantescas. No son malas ni buenas por sí mismas. Eso dependerá del uso que hagamos de la IA, por eso enfatizó el tema de la protección de datos, la seguridad de estos, y la programación responsable de los sistemas.


 


Microsoft está volcado en una filosofía llamada “tech intensity”, que es resultado de la adopción de la tecnología y de la potenciación de esa adopción con las capacidades que el propio mundo tecnológico está desarrollando. Según Nadella, todo tipo de empresa, pequeña o grande, puede ahora hacer uso de la IA. Ejemplificó con casos que han estado despuntado en México, desde el Bioparque Estrella, hasta Aeroméxico y Cemex. En el caso de esta última compañía, aseguró que los sistemas adoptados por la empresa que encabeza Fernando González están permitiendo la democratización de la información y la eliminación de jerarquías organizacionales.


 


Todo negocio será un negocio digital, dijo Nadella. De toda industria, de todo tamaño. Si a esa realidad le sumamos que la nube ya es inteligente y que las capacidades humanas se están equiparando por parte de la IA a una rápida velocidad, el desafío es elevar el nivel de discusión para comprender el mundo al que estamos entrando y vivir competitivamente en él.













 

Déjanos tu comentario