Lunes 4 de Febrero de 2019

Lunes 4 de Febrero de 2019 09:25 am

AMLO y Zedillo, estrategias similares | VÍCTOR SÁNCHEZ BAÑOS

Parece una estrategia copiada del gobierno de Ernesto Zedillo, para acabar con la presencia de su expresidente Carlos Salinas de Gortari. Acabar con los que pudieran artilleros de su antecesor y lo obstaculice para tener el poder total presidencial.


 


Para ello, tras el asesinato del cuñado de Salinas, José Francisco Ruiz Massieu, quien estaba perfilado a ser líder de la fracción parlamentaria del PRI, como mayoría, en el Congreso en 1994, su paso a seguir era el control del Poder Judicial que estaba marcado por el tatuaje de “Carlitos”.


 


De esa manera, de un solo golpe acabó con esa señal en la Suprema Corte de Justicia, al mandar un cambio a la Constitución, para disminuir de 26 a 11 los ministros. Para cambiar materialmente toda la estructura, dejó en manos del Senado controlado por Humberto Roque Villanueva y María de los Ángeles Moreno, la reforma Constitucional.


 


La camada zedillista se formó con José Vicente Aguinaco, Sergio Salvador Aguirre Anguiano, Guillermo Ortiz Mayagoitia, Olga Sánchez Cordero, Juan Silva Meza, Humberto Román Palacios, José de Jesús Gudiño Pelayo, Genaro Góngora Pimentel, Juan Díaz Romero, Juventino Casto y Castro y Mariano Azuela. La mayoría trascendieron a Zedillo y se enquistaron en la administración de Vicente Fox, quien se convirtió en rehén de algunos.


 


Bueno, estimado lector, te platico toda esta historia para ver las similitudes entre el gobierno de Zedillo y el de Andrés Manuel López Obrador. La forma de tomar el control de la Corte, mientras se tiene totalmente “amacizado” el poder Legislativo con el control total de Morena, se centraliza el poder en un solo hombre: el Presidente de la República.


 


Quien tiene un bono democrático como el de López Obrador, el camino es tomar el control total y tratar de mantener el mayor tiempo posible. Por ello, ya designó, materialmente, al presidente de la Suprema Corte, a Arturo Saldívar, quien es un personaje considerado incondicional de AMLO. Ahora, propone a la esposa su amigo el constructor José María Rioboó, Yazmín Esquivel. Acompañan en la terna, otra vez Celia Maya y Loretta Ortiz Ahlf, quienes aparecieron en otra propuesta hecha por López Obrador y donde el Senado eligió a Luis González Alcántara.


 


Esto no es un hecho ilegal, aunque sí criticable debido a la cercanía del esposo con el Presidente y quien fue el principal impulsor de la suspensión de la edificación de Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México en Texcoco, lo que hará perder al erario más de 160 mil millones de pesos, necesarios para obras de infraestructura.


 


Si hubiera sido una propuesta en la que Enrique Peña Nieto, enviara una terna conde apareciera la esposa del constructor preferido de su sexenio, Juan María Hinojosa, las redes sociales y los críticos oficiosos, lo habrían acabado. Hoy, las cosas cambiaron y no hay nada de qué preocuparse. Aún el bono electoral de AMLO, genera intereses.






Déjanos tu comentario