Martes 29 de Enero de 2019

Martes 29 de Enero de 2019 10:13 am

CNTE: más dinero para su "causa" | VÍCTOR SÁNCHEZ BAÑOS

Muchos se preguntan de dónde llega tanto dinero para mantener grupos beligerantes, que violan la ley con impunidad y que los gobiernos le tienen tanto miedo. El caso icónico es, sin duda alguna, la Coordinadora del Magisterio, la famosa CNTE.


Instigados por intereses políticos de grupos locales en Chiapas, Tabasco, Oaxaca, Guerrero y La Laguna. Se dieron cita en diciembre de 1979 en Tuxtla Gutiérrez para crear un grupo que hiciera frente al poderoso grupo de Carlos Jonguitud del Sindicato oficialista de maestros, que gozaba del apoyo de José López Portillo.


Su objetivo era “democratizar al sindicato” magisterial y para ello controlaban paulatinamente varias secciones de esa organización. La recolección de cuotas sindicales representaba miles de millones de pesos; dinero de los maestros de esas regiones y secciones como la 22 de Oaxaca. La mayoría de sus dirigentes, motivados por las movilizaciones izquierdistas de los setentas e incluso de la guerrilla como la 23 de Septiembre, era jóvenes que ahora son setentones y ya abandonaron la lucha sindical. En 1987 realizó una huelga en la UNAM, que les redituó presencia en medios nacionales.


Lo que podría haber sido un movimiento, que como muchos se apagan rápidamente, iniciaron una estrategia mediática y aleccionamiento de nuevas generaciones de maestros, con el objetivo de aumentar el número de simpatizantes.


Su presencia en los medios se consolidó con los bloqueos en las principales ciudades del país. Plantones que duraban más de un año, como ocurrió en Oaxaca en el 2015. Desde la administración en el gobierno oaxaqueño de Heladio Ramírez, quien los tenía a “renta” con una cantidad mensual que servía para mantener sus “movimiento”. Diódoro Carrasco, José Murat y Ulises Ruiz, hicieron lo mismo; controlaban a la CNTE con dinero y estos sólo hacían movilizaciones sin mayor trascendencia.


El panista Gabino Cué, determinó no entregarles 40 millones de pesos mensuales a la Coordinadora y entonces se desataron movilizaciones que tenían como presunta bandera la reforma educativa del gobierno de Enrique Peña Nieto. Durante meses tomaron el centro de la capital oaxaqueña y lo convirtieron en un chiquero. Esto provocó miedo en el gobierno federal peñista y saben que “todo lo que se pueda arreglar con dinero, es barato”, les dan dinero que les piden. Sin regateos.


Antes se arreglaban con 40 millones de pesos mensuales; 480 millones al año. Ahora, no sólo quieren que el gobierno de Michoacán les pague sus salarios “caídos” por 800 millones de pesos. El presidente López Obrador, envió el dinero para pagarles. Pero ahora, ¡exigen 6 mil millones de pesos por deudas inventadas! El dinero lo quieren para mantener a la sociedad mexicana como rehén de sus caprichos.


Esta es la suma que exigen para levantar el paro de las vías de ferrocarril que salen del puerto Lázaro Cárdenas. Eso en castellano es una extorsión vulgar. El gobierno no debe ceder ante chantajes políticos.






Déjanos tu comentario