Jueves 24 de Enero de 2019

Jueves 24 de Enero de 2019 08:34 pm

Golpes bajos contra Silvano | VÍCTOR SÁNCHEZ BAÑOS

Desde hace más de 10 días, maestros de la Coordinadora del Magisterio bloquea la salida de trenes de ferrocarril en el Puerto de Lázaro Cárdenas, con lo que mantiene varados 8,500 contenedores con mercancías de todo tipo; desde alimentos hasta combustible e insumos para el sector productivo del país.


 


Estos maestros demandan el pago de salarios que el gobierno de Silvano Aureoles tiene la responsabilidad de liquidar, pero no cuenta con recursos suficientes, ya que los últimos meses de la administración de Enrique Peña Nieto y desde que era secretario de Educación Pública Aurelio Nuño, no pagó oportunamente las partidas presupuestales en varios Estados, donde ahora se generan movilizaciones magisteriales.


 


Se trata de un acto de incompetencia administrativa del Gobierno Federal aunado a los gobiernos estatales, que buscan jinetear el dinero. Conflictos sociales se dispararon en Tabasco, Baja California, Guerrero, Oaxaca, Jalisco, Michoacán entre otras entidades.


 


Ahora, ocurre en la entidad gobernada por Silvano Aureoles. Los maestros bloquearon las vías férreas de Michoacán, lo que casi un millón y medio de toneladas de carga se encuentran atrapadas en el caos de Lázaro Cárdenas así como en Manzanillo, Colima. Ambas APIs, están convulsionadas y la demanda de transporte terrestre es insuficiente. Aunado a la falta de combustible, los contenedores no se pueden mover con la misma celeridad por carretera.


 


Las pérdidas para las empresas ferroviarias, como afirma la Asociación Mexicana de Ferrocarriles, se disparó a mil millones de pesos. Exportadores de estufas, refrigeradores, estufas, pisos y otros artículos, no llega a los puertos y de aqu´pi no salen ropa, zapatos, tenis, autopartes, alimentos. Estos últimos se están pudriendo en el interior de los contenedores.


 


Mercancías que van al Bajío y a la Ciudad de México, provocarán disparos inflacionarios. Un ejemplo. Miles de toneladas de sorgo para forraje están atrapadas en Lázaro Cárdenas; las refinerías de Tula y Salamanca desde el inicio del paro, no mueven sus productos. Esto es el daño que sufrimos el resto de los mexicanos.


 


Ese es el daño que hace una minoría que encontró el camino de presionar el gobierno que no utilizar la fuerza para defender los intereses de las mayorías. No es el interés de los empresarios que simplemente repercuten sus pérdidas al consumidor. Es el interés de los consumidores, que somos todos, los que pagamos esas manifestaciones y la incompetencia de políticos así como los bloqueos de la Coordinadora del Magisterio, la CNTE, pues.


 


Andrés Manuel López Obrador, trata de contener la crisis e hizo un crédito a Michoacán para el pago de salarios de la CNTE, pero estos se niegan a regresar a las aulas y ahora piden más. Esos maestros están estirando la liga y pueden reventarla.






Déjanos tu comentario