Viernes 18 de Enero de 2019

Viernes 18 de Enero de 2019 08:20 am

Transnacional mexicana toma control del CCE | VÍCTOR SÁNCHEZ BAÑOS

Al inicio de la 4ª Transformación impulsada por el presidente socialista Andrés Manuel López Obrador, el sector privado está dividido. No está consolidado en una sola pieza y sus opiniones, que impulsó sólidamente Pablo Castañón, como dirigente del CCE, por lo que no hay interlocutores serios ante el gobierno.


 


En los próximos días será  definido el sucesor de Juan Pablo Castañón al frente del Consejo Coordinador Empresarial, todo indica que será Carlos Salazar, el exdirector general de FEMSA, pues Bosco de la Vega nunca logró contar con el apoyo institucional ni el consenso hacia el interior del Consejo Nacional Agropecuario para promoverse, y si provocó el enrarecimiento del proceso,  evitando un candidato de unidad, lo que habría representado la fortaleza  del organismo cupular de los empresarios del país ante el nuevo gobierno.


 


Bosco de la Vega no sólo impuso su candidatura sino que además impulsó e inscribió a dos personas ajenas al CNA, como son Manuel Herrera, ex presidente de Concamin, y Luis Antonio Mahbub, de Concanaco,  cuando ni siquiera los organismos de donde provienen los habían postulado, dejando en claro que su reclamo de democracia sólo estaba en el discurso, pues  ni él mismo la ejerció al interior de su asociación.


 


Hay que recordar que durante la reunión del CNA el pasado 13 de diciembre (en donde estuvo presente el secretario de Agricultura, Víctor Manuel Villalobos y el gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel), De la Vega acusó que Carlos Salazar no es sino “una imposición de la cúpula del poder”, poniendo en duda la soberanía e independencia del órgano cupular.


 


Si bien al interior del CCE  ya está definido Carlos Salazar como  el sucesor de Castañón, el procedimiento que finalmente se concretará en Comisión Ejecutiva entre los siete presidentes de los organismos que lo integran, la actitud de Bosco de la Vega al inscribir a 3 más para sumar 4 candidatos, obliga al retraso de la definición al tener que ir al Consejo Nacional que es integrado por 70 personas, para eliminar a uno y regresar a la Comisión Ejecutiva para que ellos  definan a quién será el próximo presidente.


 


A pesar de haber extendido todo el procedimiento al imponerse e inscribir a externos sin consultar a la membresía, hace unos días, acompañado de Laura Tamayo, Bosco de la Vega cenó con Carlos Salazar queriendo aparentar la unidad al brindarle su apoyo, cuando él mismo propició este enrarecimiento hacia la elección interna del CCE en donde todos los organismos ya estaban porque el exdirector general de FEMSA, fuera el sucesor de Juan Pablo Castañón.






Déjanos tu comentario