Domingo 16 de Diciembre de 2018

Domingo 16 de Diciembre de 2018 09:39 am

Esclavos en México | HÉCTOR ZAGAL

El 2 de diciembre conmemoramos el día mundial para la erradicación de la esclavitud. La esclavitud existía desde tiempos prehispánicos. Entre los mexicas, por ejemplo, los comerciantes más ricos controlaban el comercio de esclavos.


Los esclavos, o tlacotin se encargaban del trabajo manual más pesado sin recibir nada parecido a un salario, pero había algunos matices. Por ejemplo, con excepción de los casos incorregibles –marcados con un collar de madera- no podían ser vendidos sin su consentimiento.


También, como los esclavos de la antigua Grecia y la antigua Roma, muchos podían ahorrar para comprar su libertad.


Pero esclavitud es esclavitud, de todas formas. En edictos separados, tanto Isabel la Católica como su nieto, Carlos V y el Papa Alejandro VI prohibieron que se esclavizara a los indígenas.


Prohibiciones que algunos españoles trataban de saltarse, alegando que sus esclavos no habían aceptado la evangelización y que eran “bravos”. Y por supuesto, muchos indígenas eran esclavos en todo menos el nombre.


En algunas regiones, la situación de los indígenas era especialmente injusta, como en el caso de Yucatán. Para compensar la falta de mano de obra esclava, los europeos trajeron esclavos negros desde África para trabajar en las minas y en los ingenios de azúcar.


Por fortuna, algunos lograban escapar y se refugiaban en los trópicos, donde el dengue y la fiebre amarilla mataba a los españoles.


A esos fugitivos se les llamaba cimarrones. San Lorenzo de los Negros, hoy conocida como Yanga, en Veracruz, fue una de las aldeas fundada por los fugitivos. En la ciudad de México, muchos esclavos acabaron mezclándose con el resto de la población, lo que aligeró, al menos un poco, la opresión.


Aún así se les catalogaba como castas ínfimas: zambos, mulatos, cambujos… Un momento clave fue el movimiento insurgente.


Desde muy pronto, el cura Hidalgo proclamó la abolición de la esclavitud. Y la primera constitución de México, la de 1824, prohibía la esclavitud de forma total y tajante. No sólo eso, sino que establecía que todo esclavo extranjero quedaba en libertad al pisar suelo mexicano.


Esto era revolucionario: Gran Bretaña tardaría nueve años más antes de aprobar su acta de abolición, y los Estados Unidos, casi medio siglo. No se habla mucho de esto, pero el tema de la independencia de Texas (así le dicen ellos) también va por allí. Los tejanos se separaron, en sus propias palabras, por que el gobierno de México les quitaba varias libertades fundamentales… y una de las mas importantes para ellos era la libertad de esclavizar a otras personas.


Así como lo oyen. Los inmigrantes estadounidenses en Texas (muchos de ellos asentados ilegalmente, dicho sea de paso) no quería acatar la abolición de la esclavitud.


Se ha escrito mucho sobre los esclavos en estados sureños que buscaban huir al norte para obtener su libertad, pero para muchos México era la mejor opción, mucho más cerca. Hubo un tiempo en que México fue la tierra prometida para los negros del sur de EU.


En este lugar donde tenían el derecho a ser personas. Lamentablemente, los texanos eran muy diestros en cazar (así decían) esclavos, a pesar de que muchos mexicanos ayudaban a los fugitivos.


Sapera aude! ¡Atrévete a saber!


@hzagal


 


 






Déjanos tu comentario