Miércoles 5 de Diciembre de 2018

Miércoles 5 de Diciembre de 2018 10:26 am

Avión presidencial será matrícula comercial | VÍCTOR SÁNCHEZ BAÑOS

El Boeing 787 que compró en abonos el gobierno de Felipe Calderón y que fue utilizado en la segunda mitad del gobierno de Enrique Peña Nieto, se enviará a California, a un salón de exhibición para que sea “vendido”.


 


La expresión correcta no es “venderlo”, sino el “traspasar” el crédito. Difícilmente logrará el gobierno de AMLO, recuperar los 80 millones de dólares, poco más de 1,600 millones de pesos, que se han pagado hasta el momento de los 350 millones de dólares que cuesta la aeronave.


 


La operación se hizo mediante un sistema de arrendamiento financiero. México sólo pago una parte y al final se queda el país con la aeronave. Por el momento, el gobierno mexicano no es dueño del avión. Quizá, es propietario de los interiores que fueron colocados desde que fue producido en Seattle, Estados Unidos, donde tiene su armadora de aviones la Boeing.


 


Como aeronave militar, no lleva sistemas de control de vuelos, como son las cajas negras y sistemas que puedan ser rastreados por otro tipo de aeronaves que puedan convertirla en el objetivo para derribarlo.


 


Al mismo tiempo, la aeronave fue cuidado al extremo por miembros del extinto Estado Mayor Presidencial. Todo un “ejército” por así decirlo, se dedicó a protegerlo en lo mecánico, apariencia y, en especial, en las áreas de dedicadas al Presidente de la República.


 


Ahora bien, el TP01, que es la matrícula de la aeronave presidencial, ya no será usada. El avión que utilice AMLO será comercial, como lo ha señalado en repetidas ocasiones. Su orden fue el vender las 60 aeronaves del gobierno federal así como 70 helicópteros, donde se encuentran varios para el transporte cómodo de personas y otros, los menos, con sistemas artillados para el manejo de la seguridad pública.


 


Las aeronaves ahorran tiempo y dinero al gobierno. Claro, existieron casos de abusos, pero estos son los que deben frenarse.






Déjanos tu comentario