Miércoles 7 de Noviembre de 2018

Miércoles 7 de Noviembre de 2018 09:23 am

Entre chairolandia y la minoría fifi | VÍCTOR SÁNCHEZ BAÑOS

Las redes sociales se convirtieron en auténtico espejo negro de Tezcatlipoca, el dios azteca de la noche, en las cuales aparecen los más bajos sentimientos de la comunidad: la intolerancia, el insulto a quienes no piensan igual y la agresión verbal que en ocasiones, afortunadamente pocas, llega a lo físico.


 


Las redes sociales son el sentimiento de una sociedad que se mueve con sentimientos encontrados y, en temas de debate, la polarización es extrema, a niveles de miedo para algunos miembros de la comunidad.


 


En los últimos años la presencia de Andrés Manuel López Obrador fue motivo de un cisma social. Unos lo aman con pasión irracional y otros, también con pasión irracional, lo odian. Tengo que reconocer que así son los líderes sociales. Sin embargo, hay temas que ahondan los sentimientos antagónicos. Después de las elecciones donde el voto de venganza, avivado por una estrategia de neuromarketing, llevó a la Presidencia a AMLO. Sin tomar posesión un tema polarizó a la opinión pública: el Aeropuerto de la Ciudad de México.


 


No se han tocado temas aún más sensibles como el aborto, la eutanasia, la mariguana de la mano de drogas fuertes, el perdón a delincuentes y asesinos, entre otros temas.


 


Hay un peligro para el Estado Mexicano, donde estamos todos los mexicanos incluido el gobierno. Se trata de la polarización entre los llamados “chairos”, que son los simpatizantes al extremo y sin razonamiento de AMLO, así como los “fifis”, como los calificó el presidente electo; que representan a los que están en su contra ideológicamente y supuestamente están en contra de los pobres.


 


La eterna creación de enemigos para lograr fuerza, como estrategia de guerra. Ricos contra pobres. Así inició Venezuela, recientemente, y acabó con una hermandad pacífica que producía bienestar. Con prudencia o por que no le quedaba otra, Evo Morales, en un pueblo de pobres, no tenía ricos a quienes insultar y aprovechó que estos seguían produciendo para crear empleos y bienestar.


 


La guerra ricos contra pobres, sólo deja más pobres. Ahí están los hechos registrados en la historia. Y, no por venganza de los ricos, sino porque esas guerras convierten en pobres a todos.






Déjanos tu comentario