Lunes 29 de Octubre de 2018

Lunes 29 de Octubre de 2018 08:46 am

Revisa Seguro Popular en 5 Estados | VÍCTOR SÁNCHEZ BAÑOS

La Auditoría Superior de la Federación, al mando de David Colmenares, reveló anomalías generalizadas, en los que se presume un manejo de recursos públicos del Seguro Popular. Abusos, fraudes y hasta robos, ya que no se dan explicaciones, ni la Secretaría de Salud, al mando de José Narro, revisa con escrúpulo el destino de cientos de millones de pesos.


 


De acuerdo a las pesquisas los gobiernos de Francisco Kiko Vega, en Baja California; de Manuel Velasco, Chiapas; Alfredo del Mazo en Estado de México; Silvano Aureoles en Michoacán, y con Alejandro Murat en Oaxaca, registran anomalías por más de 3 mil millones de pesos.


 


En el informe, “Irregularidades financieras del Seguro Popular”, se detallan algunas prácticas comunes que demuestran la opacidad en la operación del Seguro Popular que, en teoría, debe brindarse con calidad y profesionalismo, más de 50 millones de mexicanos.


 


Entre las anomalías que pueden fincar responsabilidades penales de los administradores, están le traspaso de recursos a otros ámbitos que no tienen relación con la salud, compra de medicamentos a sobreprecio y pagos de conceptos no incluidos en el programa, o pagos sin la documentación que acredite la recepción del producto o servicio.


 


Ante este escenario, la figura de Seguro Popular ha sido cuestionada por partidos políticos y la misma sociedad. Es un servicio necesario y que alivia la necesidad de atención médica general y especializada a diversos sectores sociales del país, sobre todo a aquellos que tienen pocos recursos económicos.


 


Pero es necesario que el servicio sea eficiente y blindarlo a la corrupción de políticos y administradores. Por ello, es necesario recurrir a sistemas que terminen corruptelas. El Seguro Popular es una política pública enfocada a atender a la población no derechohabiente y de bajos recursos.


 


El IMSS opera bajo el esquema de compra consolidada, bajo recomendación por la Organización Mundial de Salud, permite evitar la compra fragmentada que se realiza en los estados, y además se puede consultar de manera transparente las cantidades de medicamentos que necesitan adquirir las instituciones participantes y desarrolla un número óptimo de procesos de compra a precios más competitivos. Transparencia para evitar pillos en el sector salud.






Déjanos tu comentario