Sábado 13 de Octubre de 2018

Sábado 13 de Octubre de 2018 09:39 am

Cienfuegos debe ser parejo | EDUARDO RUIZ HEALY







El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, dijo el lunes pasado que el jefe de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM), general Enrique Vallín Osuna, fue removido de su cargo el 16 de septiembre pasado debido a que, sin autorización de sus superiores, le entregó información de la Base Aérea No. 1 de Santa Lucía, al próximo secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú.


Sin embargo, la versión oficial que ha difundido la Secretaría de la Defensa Nacional es que el general se retiró anticipadamente en vista de que mañana, 12 de octubre, cumplirá 65 años, la edad en que los militares mexicanos se retiran a la vida privada.


 


 

Si la versión oficial es cierta y el jefe de la Fuerza Aérea pasó al retiro por motivo de su edad, el secretario de la Defensa Nacional, general Salvador Cienfuegos Zepeda, debería actuar con congruencia y también pasar al retiro a dos generales de división que ya llegaron o están por llegar a la edad de su retiro.


Me refiero a los divisionarios Roble Arturo Granados Gallardo y Eduardo Emilio Zárate Landero, subsecretario y oficial mayor de la SEDENA, respectivamente. El primero cumplirá 65 años dentro de una semana, el 20 de octubre, mientras que el segundo los cumplió el miércoles pasado.


Es probable que Cienfuegos no los pase al retiro en vista de que ambos han sido mencionados, pese a su edad, como candidatos a ocupar la titularidad de la SEDENA.


Sin embargo, si el retiro de Vallín Osuna realmente se debe a que llegó a los 65 años, Cienfuegos debería ser parejo y retirar a Zárate y Granados. Si no lo hace, podría suponerse que pretende influir en el nombramiento de su sucesor, asunto que solamente le compete a quien será el próximo comandante de las fuerzas armadas, el presidente electo Andrés Manuel López Obrador.













 

Déjanos tu comentario