Viernes 21 de Septiembre de 2018

Viernes 21 de Septiembre de 2018 09:05 am

Belinda, ¿aplicarán el 33? | VÍCTOR SÁNCHEZ BAÑOS

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y la Secretaría de Gobernación, tienen un problema mayúsculo en las manos. Una cantante española hizo proselitismo abierto en favor de Andrés Manuel López Obrador en la campaña presidencial.


 


Belinda Pergrín Schül, conocida como Belinda, una cantante de 30 años de edad, nació en Madrid, España, y no tiene la nacionalidad mexicana. Por ello, de acuerdo al artículo 33 de la Constitución de la República, “los extranjeros no podrán de ninguna manera inmiscuirse en los asuntos políticos del país”.


 


Belinda tampoco está en alguno de los supuestos del artículo 30 Constitucional, que menciona quienes tienen la nacionalidad mexicana; por nacimiento o naturalización. No tiene una carta de naturalización emitida por la Secretaría de Relaciones Exteriores, ni ha contraído matrimonio con un mexicano que tenga su domicilio en territorio nacional. Tampoco tiene padres mexicanos o naturalizados.


 


Ella participó en actos políticos y proselitistas, incluso en el cierre de campaña del ahora presidente electo.


 


Desde mi punto de vista, su participación en actos políticos en favor de Morena, no inclinó la balanza electoral. Sin embargo, se violó la Constitución y debe aplicarse la ley; específicamente la Reglamentaria al artículo 33 Constitucional, expedida en diciembre del 2015.


 


El procedimiento, debe aplicarlo la Secretaría de Gobernación, que encabeza Alfonso Navarrete Prida, por conducto del Instituto Nacional de Migración, misma que ejecutará y justificará jurídicamente los procedimientos. No hacerlo implica responsabilidades punibles; es un delito, pues.


 


En caso que Gobernación inicie un procedimiento, Belinda habría de presentarse periódicamente ante la autoridad, así como sujetarse a la prohibición o restricción de concurrir a determinadas reuniones, visitar ciertos lugares, o comunicarse con determinadas personas (el Presidente electo y funcionarios de Morena), cuando estén relacionados con los hechos, e incluso le podrá ser retenido el pasaporte.


 


De encontrarse responsable de violentar la norma, será detenida y permanecerá en las instalaciones migratorias o lugares que se habiliten. La Segob podrá imponer una o más medidas cautelares, una fianza y en caso de ser detenida, el INM tendrá sólo 36 horas para expulsarla del país, después de su detención.


 


Sin embargo, ¿el gobierno de Enrique Peña Nieto aplicará la ley en el caso de Belinda o se hará de la vista gorda? Todo hace indicar que en un país donde reina la impunidad, no pasará nada. La Constitución será letra muerta. Y, no se trata de hacer “bulling” contra la cantante ya que no sería un hecho que transformara la vida democrática del país, pero la ley es la ley y debe aplicarse.






Déjanos tu comentario