Jueves 30 de Agosto de 2018

Jueves 30 de Agosto de 2018 08:32 am

Por fin, el acuerdo comercial que soportó todo | MARCO V. HERRERA B.

La negociación del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá está por llegar a un acuerdo final, ya se anunció que se cerró el acuerdo con Estados Unidos, incluso Donald Trump anunció el convenio a su estilo, no podría ser de otra manera: el presidente estadounidense sentado detrás de su escritorio, en la Casa Blanca, frente a él se encuentran los funcionarios mexicanos, quienes representan tanto al presidente saliente como al Electo. Trump habló con el presidente Peña Nieto para ratificar el acuerdo. Ya está anunciado al mundo.


 


Ahora Trump llama a que Canadá regrese a la mesa de negociaciones para cerrar el trato entre los tres países. Queda entonces la sospecha de si el supuesto pleito con Canadá fue real o sólo era una estrategia de negociación para que Estados Unidos liderará los acuerdos o para que cuando se reincorpore Canadá presione en conjunto algunos temas extra, eso ya lo veremos en los siguientes días.


 


Durante este año de negociaciones del TLC sucedieron muchas cosas a nivel mundial. Trump entró en pugna con diversos países y sumó conflictos internos. En México, qué decir, la negociación aguantó toda una campaña presidencial, una elección, un nuevo proceso de transición, la adición de nuevos negociadores y, finalmente, un proceso de negociación.


 


El acuerdo es para los próximos 16 años, lo que significa que este tratado verá pasar a tres presidentes mexicanos, sus periodos presidenciales y sus logros económicos, y al último presidente, en el año 2034, le tocará llevar a cabo la siguiente negociación.


 


Para nosotros es un alivio saber que se llegó a un acuerdo. Ahora habrá que esperar a conocer los detalles, pero es importante mencionar que la negociación y la comunicación por parte del equipo negociador integrado por funcionarios del gobierno de Peña Nieto, por empresarios y especialistas de la iniciativa privada, y en la parte final del proceso con representantes del presidente Electo, realizaron un excelente trabajo.


 


El acuerdo recibió todo tipo de presiones desde todos los continentes. Enfrentó el gran pleito entre Estados Unidos vs. Rusia y China, más los europeos a su modo; la imposición de barreras y aranceles comerciales a nivel mundial, las presiones ecológicas y de calentamiento global, los ciberataques, a lo que se agrega el conflicto árabe-judío, las crisis energéticas, las presiones para la construcción del muro y hasta la consolidación del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica.


 


Con este acuerdo, los dos países salen beneficiados. López Obrador inicia su presidencia con un marco económico internacional sin incertidumbre y el mismo Trump puede presumir con el Congreso de su país que logró cerrar el tratado y aprovechar que este asunto le beneficie en las futuras elecciones de noviembre; de otra manera, en caso de que no se hubiera alcanzado un acuerdo, más sus problemas legales, empeorarían el escenario para las elecciones. A pesar del anuncio hay quejas entre Los congresistas demócratas, quienes afirman que una vez más Trump anuncia una victoria antes de lograr firmar el acuerdo.


 


En México la noticia del acuerdo va a generar certidumbre y es un problema menos que enfrentará el nuevo gobierno en nuestro país. Para el Senado entrante, será una de sus primeras tareas a resolver y habrá que ver cómo se mueven los tiempos políticos en Estados Unidos, México y Canadá para confirmar la fecha de la firma del acuerdo.


 


Queda pendiente el tema del muro y las reacciones en contra de México por parte de Trump.


 


 @Marcovherrera






Déjanos tu comentario