Martes 14 de Agosto de 2018

Martes 14 de Agosto de 2018 08:58 am

Bomba de tiempo en Pemex | VÍCTOR SÁNCHEZ BAÑOS

A la crisis económica y de supervivencia que agobia a Petróleos Mexicanos, al mando de Carlos Treviño Medina, se suman adeudos y asuntos legales. Primero, la deuda laboral que representa el 60% de sus pasivos y ahora las deudas a sus proveedores.


 


Tal es el caso de Consorcio Grup Servicii Petroliere (GSP), que firmó contrato con Pemex Perforación y Servicios el 11 de enero de 2013 para arrendarle una plataforma de perforación marina en aguas del Golfo de México.


 


El acuerdo fue por mil 66 días, pero fue concluido anticipadamente el 30 de abril de 2015 por parte de la petrolera, según documentación que nos hicieron llegar.


 


La plataforma GSP Atlas fue prácticamente abandonada en la localización Balam-TA desde el 1 de mayo de 2015 hasta el 16 de abril de 2016, porque Pemex no proporcionó los barcos remolcadores, no cerró el pozo ni desfogó líneas de boyado, por lo la empresa contratada solicitó el pago de ese tiempo.


 


Con base en el contrato 421002873, se hizo el reclamo. Pemex reconoció el adeudo por 16 millones doce mil quinientos dólares, lo que representó el 50% del total y se comprometió a liquidarlo, pero no lo ha hecho. El reclamo ahora es por el total, con actualizaciones: 36 millones de dólares.


 


Pero hay trampas. Guillermo Bernal Miranda, director general de Pemex Perforación y Servicios, pidió a la empresa demandar para promover su pago y luego solicitó el desistimiento.


 


Señala a Pedro Virgilio Sánchez Soto, director de ingeniería de la misma Dirección General; José Refugio Serrano Lozano, ex director de Pemex Perforación y Servicios; Fermín Fernández Guerra Espinal, subdirector jurídico; y Adriana López Sánchez, cercana colaboradora del Director General de Pemex Perforación y Servicios, de bloquear avances de empresas.


 


Entre los daños y perjuicios está la pérdida de un contrato por licitación en África que representaba 162 mil dólares, debido a que no podía presentarse en tiempo y forma la plataforma. Esto son los daños a empresas proveedoras que genera la corrupción en Pemex.


 


GSP es una empresa con 106 años en la industria del petróleo y sus plataformas Orizont, Atlas y Fortuna han sido contratadas para el campo petrolífero Cantarel y en la perforación del pozo más profundo en el mar de Tabasco.






Déjanos tu comentario