Viernes 10 de Agosto de 2018

Viernes 10 de Agosto de 2018 10:36 am

Racismo contra mexicano en NY | VÍCTOR SÁNCHEZ BAÑOS

El sábado 28 de julio, un grupo de personas se congregaron frente a las oficinas del Consulado General en Nueva York, y gritaron consignas racistas y repartieron panfletos en contra de la comunidad migrante mexicana.


 


Este hecho lo dejaron pasar las autoridades diplomáticas mexicanas, como una “anécdota sin importancia”. Sin embargo, es relevante la manera como se han empezado a agrupar grupos de racistas y supremacistas que enfocan sus agresiones contra mexicanos que viven legítima y legalmente en Estados Unidos. Esos racistas, son enemigos potenciales y peligros para México.


 


Los servicios de inteligencia mexicana deberían compartir información con la CIA, FBI y otras corporaciones de inteligencia estadounidense. Se trata de enemigos de México y los mexicanos. Son una amenaza a la seguridad de nuestro país.


 


Agachar la cabeza es simplemente indolencia ante lo que pueden hacer esos grupos que, sumidos en una ignorancia miserable, pueden poner en riesgo la vida de mexicanos en Estados Unidos o incluso en nuestro territorio.


 


El canciller, Luis Videgaray, deja pasar este tipo de hechos y sólo responde con un “boletín”, en el que subraya las aportaciones de los mexicanos a la economía de los Estados Unidos y sus contribuciones a las comunidades en las que residen. “Esas aportaciones merecen respeto a sus derechos y a su dignidad en un clima de pluralidad y tolerancia”.


 


El gobierno de Enrique Peña Nieto, presentó una nota diplomática al Departamento de Estado estadounidense, mismo que seguramente se archivó.


 


Notas diplomáticas o quejas, no son suficientes. Se necesita (como hacen en Estados Unidos), hacer una investigación a través de los servicios de inteligencia de ambos países y detectar a los enemigos de México. No se trata de una venganza, sino de prever y saber quiénes pueden provocar un daño al país o a los mexicanos.


 


Así lo hacen las superpotencias, como EU, China, Rusia, Alemania y hasta la Madre Patria (España). Ellos cuidan a sus ciudadanos dentro del territorio y fuera de él. Esa es la responsabilidad de cualquier gobierno. En México, se duermen en sus laureles.






Déjanos tu comentario