Martes 17 de Julio de 2018

Martes 17 de Julio de 2018 08:59 am

La tentación del poder | IMELDA GARCÍA

Andrés Manuel López Obrador tendrá todo sobre la mesa para hacer realidad sus planes y ejercer el poder plenamente—al menos— los próximos tres años.


El reto constante de estos tres primeros años de la nueva administración será no caer en la tentación del poder absoluto, pero tampoco en la de dejar las cosas como están


Este poder de decisión lo tendrá gracias a los 30 millones de votos que se llevó; el respaldo obligado de los gobernadores; el apoyo converso de la cúpula empresarial; el Congreso de la Unión a su favor; 19 congresos estatales con mayoría; una reingeniería de la administración pública para colocar representantes en cada estado; la colocación de políticos cercanos en lugares clave; la concentración de la comunicación social en el gobierno central y el distanciamiento que tiene con la sociedad civil organizada.


Las primeras dos semanas de Andrés Manuel López Obrador como virtual presidente electo han permitido delinear el gobierno para el que ya está construyendo las estructuras


La presentación de sus 50 medidas para la austeridad y el combate a la corrupción, así como otras propuestas que se han ido deslizando en las mesas de trabajo de López Obrador y quienes serán los miembros de su gabinete, dejan ver los cambios que vendrán en los próximos meses y algunos de ellos apuntan a la concentración del poder en el gobierno obradorista.


La concentración de las tareas de comunicación en el gobierno central o el envío de personajes cercanos como “coordinadores de programas de desarrollo” que tendrán en sus manos la representación del gobierno federal en los estados, abonan a que una vez que llegue al poder, AMLO y su equipo concentren poder hacia el exterior.


“Vamos a construir una democracia, no una dictadura”


- Andrés Manuel López Obrador


Virtual Presidente Electo


Ya desde algunos sectores se ha lanzado el llamado a vencer la tentación de ejercer el gobierno con autoritarismo; pero también vencer la tentación de olvidar y dejar pasar los casos que han sacudido al país, desde Ayotzinapa hasta Tlatlaya o Nochixtlán.


Las siguientes semanas serán clave para concretar los cambios que el virtual presidente electo planea ir concretando en cuanto la 64 Legislatura comience sus actividades el 1 de septiembre próximo.


Congreso en la mano


El virtual presidente electo y su equipo han anunciado una serie de medidas que prometen comenzar a transformar la manera en que se ha organizado el gobierno y el servicio público en México; muchas de ellas requieren de la aprobación en el Congreso de la Unión, cuya mayoría sustentan los partidos que llevaron a Andrés Manuel López Obrador a ganar la Presidencia de la República.


Como resultado de los comicios del 1 de julio la coalición ‘Juntos Haremos Historia’ logró obtener la mayoría tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado, lo que le permitirá a López Obrador concretar los cambios que busca para el país con mayor facilidad


Estas medidas van desde la baja en los salarios, la reducción de personal, la venta de las aeronaves del gobierno federal o la consolidación de las compras gubernamentales; hasta la prohibición de tomar alcohol en oficinas públicas, de comprar vehículos nuevos o que los funcionarios de Hacienda no puedan acudir a convivencias con proveedores del gobierno.


Concretar las propuestas del futuro presidente de México es más posible que nunca porque, para las que necesitan aprobación legislativa, cuenta con la mayoría en ambas cámaras del Congreso de la Unión.


El jefe del Ejecutivo no contaba con mayoría en el Congreso de la Unión desde que se perdió con Ernesto Zedillo


Para algunos, el hecho de tener la mayoría en la Cámara de Diputados y en el Senado representa la posibilidad de hacer un mal uso del poder o caer en decisiones autoritarias.


Ayer, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) incluso hizo un llamado a evitar que estas mayorías en el Congreso sean mal utilizadas.


“Ante este momento histórico de la vida democrática de nuestro país vuelve a adquirir relevancia garantizar la efectividad de los contrapesos en las Cámaras del Congreso de la Unión.


“Los contrapesos son eficaces para evitar tentaciones autoritarias de las mayorías y garantizar la pluralidad de las voces en la representación”


- Coparmex


Para Hugo Garciamarín, politólogo y catedrático de la UNAM, el hecho de que los aliados Morena, el PT y el PES, afines a López Obrador, tengan la mayoría en el Poder Legislativo no es necesariamente un cheque en blanco para el ganador de las elecciones.


“(La mayoría en el Congreso) le da el colchón suficiente para transformar lo que él ha planteado. Y si en tres años logra generar cambios sustantivos a partir de esta “luna de miel”, por así decirlo, podrá incluso mejorar en tres años la opinión del momento; sobre todo en algunos lugares donde no tuvo mayoría.


Esto le da un margen de maniobra que a cualquier jefe de Estado le gustaría tener y sin que esto sea antidemocrático, sino todo lo contrario, es resultado de lo que democráticamente ha expresado la población”, expuso Garciamarín en entrevista.


José Fernández Santillán, analista político y académico del Tec de Monterrey, considera en cambio que el hecho de tener una mayoría en el Congreso reviste a López Obrador de un poder inusitado que lo compromete a cumplir sus promesas para evitar una caída estrepitosa.


“¿Qué va a pasar cuando no cumpla? Pues la gente se le va a empezar a voltear, la gente va a empezar a quitarse el velo de los ojos, a desengañarse, y entonces va a haber problemas porque no lo van a poder quitar de presidente y no le van a poder quitar la mayoría en el Congreso, pero lo que él sí puede hacer es gobernar o malgobernar el país con la mayoría que tenga en el Congreso”, comentó en entrevista.


Bajar el salario de los funcionarios públicos y reducir el número de empleados en las secretarías de Estado son algunas de las medidas que ya busca implementar AMLO


El académico prevé que López Obrador terminará por imponer su mayoría en las decisiones públicas.


 






Déjanos tu comentario