Martes 26 de Junio de 2018

Martes 26 de Junio de 2018 10:31 am

Eje Zedillo-Córdova-Marcelo-AMLO | VÍCTOR SÁNCHEZ BAÑOS

El jueves de la semana pasada me encontré en la entrada del Four Seasons de la Ciudad de México a la eminencia gris de Ernesto Zedillo, José Córdova Montoya. Brevemente cruzamos unas palabras, pero lo significativo era su reaparición en lugares públicas. Rejuvenecido, se reúne con empresarios que crecieron en forma significativa en la administración zedillista.


 


Bueno, todo esto te lo platico debido al reacomodo de piezas de la administración de Zedillo en el primer círculo de Andrés Manuel López Obrador y ante el rotundo fracaso de Alfonso Romo en atraer a empresarios que tienen influencia contundente en las finanzas públicas. Romo podría convertirse en el jefe de gabinete, en caso de ganar las elecciones el 1 de julio, pero sin mayor influencia con los grupos de poder económico.


 


Zedillo fue el impulsor de López Obrador. Metió el hombro por él, luego de perder la gubernatura con el movimiento contra Roberto Madrazo a quien le exigió renunciara a la gubernatura a lo que, el que fuera después líder del PRI y candidato presidencial, amenazó con romper el Pacto Federal. Al fallar, el entonces presidente del IFE, José Woldenberg le otorgó a López Obrador credencial de elector con residencia por 5 años para lograr la jefatura del gobierno del Distrito Federal.


 


Se sabe de encuentros entre Córdova y uno de los alfiles de AMLO, Marcelo Ebrard. Córdova tiene una cartera de exfuncionarios zedillistas y empresarios, como los hermanos Carlos y Jaime Ruiz Sacristán, Luis Téllez y otros que nacieron con la salida del poder de Carlos Salinas.


 


El objetivo del primer círculo de López Obrador es encontrar empresarios que puedan ser útiles en el inicio de su administración y no saquen su dinero, como ocurrió al inicio del gobierno de Zedillo, por los “errores de diciembre” de Jaime Serra Puche.


 


Para ello, tiene un papel clave Jaime Ruiz Sacristán, actual presidente de la Bolsa Mexicana de Valores, quien puede ser el perfecto interlocutor con los empresarios que tienen inversiones multimillonarias en el país. Luis Téllez, es el puente con inversionistas que fueron beneficiados con la Reforma Energética, muchos radicados en Houston, que concluyó Enrique Peña Nieto. Por si fuera poco, así establecen puentes incluso con empresarios que López Obrador ha mencionado como beneficiarios de la “mafia del poder”.


 


No hay que olvidar que Córdoba fue el asesor de Carlos Salinas que llevó al poder a Zedillo, tras la muerte de Luis Donaldo Colosio.


 


Sin embargo, pese a los interlocutores zedillistas, los grandes capitales siguen incrédulos y esas señales no le convienen a nadie.






Déjanos tu comentario