Jueves 14 de Junio de 2018

Jueves 14 de Junio de 2018 08:44 am

Panistas exigen complicidad con Anaya | VÍCTOR SÁNCHEZ BAÑOS

Que desvergüenza de Felipe Calderón y varios exgoberandores panistas, muchos de ellos descalificados por actos de corrupción, que critican la libertad de expresión y de actuar del senador Ernesto Cordero, al presentar una denuncia en contra de Ricardo Anaya Cortes.


 


Materialmente piden que guarde silencio y, como ellos, se vuelva cómplice del candidato presidencial panista. Es escandaloso e indignante. Independientemente de que sea Anaya o un candidato presidencial, lo grave es exigir complicidades.


 


Nadie ha juzgado a Anaya, pero si tengo elementos para configurar un crimen, como ciudadano y miembro de la sociedad estoy obligado a denunciarlo. Eso hizo Cordero, pero de inmediato se lanzaron en contra del legislador ya que los panistas “deben ser disciplinados”.


 


Duele que sean abogados algunos de los solicitantes de complicidad, como Felipe Calderón que es egresado de la Escuela Libre de Derecho, donde estoy seguro no enseñan el arte de la complicidad, sino de la defensa en base a argumentos legales y con la ley en la mano.


 


Es increíble que nuestra clase política pida silencio a quien considera tener evidencias sobre un presunto lavado de dinero de un candidato presidencial. ¿Acaso ser aspirante presidencial es garantía de impunidad?


 


Lo más grave aún, es que estos políticos vivieron del presupuesto y del poder, son abogados y ¿por si fuera poco, se dicen bañado de honestidad y honradez?


 


Mira estimado lector, no busco que linchen a un mexicano por sospechas. Sin embargo, exijo ante evidencias de presunto lavado de dinero y redes de complicad que configuran el delito de una organización criminal, se investigue así sea el mismo Presidente de la República o un líder religioso.


 


Pedir silencio es complicidad y los mexicanos lo que queremos es fin a la impunidad. ¿Es mucho pedir a nuestra heroica clase política que está acostumbra a imponer sus caprichos y corruptelas a una sociedad harta de cinismo?


 


Por cierto, dejo esta pregunta a ver si alguien la contesta, especialmente Calderón: ¿Por qué estás tan enojado? ¿Acaso no te cumplieron con alguna promesa transexenal?


 


Ernesto Cordero hizo lo correcto al hacer la denuncia; el MP tiene la responsabilidad de aclarar la situación jurídica de Anaya y que nadie, absolutamente nadie, esté por encima de la ley.


 






Déjanos tu comentario