Viernes 11 de Mayo de 2018

Viernes 11 de Mayo de 2018 10:30 am

Teoría de la Conspiración 5: Futuro de los vencidos | VÍCTOR SÁNCHEZ BAÑOS

El próximo 2 de julio, habrá un ganador para la Presidencia de la República y cuatro perdedores. Cada uno de ellos, lleva cargando decenas de miles de colaboradores y sólo hay espacio para poco más de una quinta parte de posiciones burocráticas de alto nivel y de salarios que van de los 50 mil a los 200 mil pesos mensuales.


 


Ese ganador, tiene el trabajo asegurado y el futuro de varias generaciones con gran holgura patrimonial. ¿Quién ha visto a un descendiente de los presidentes o gobernadores de la era postrevolucionaria que sea pobre o que trabaje para sobrevivir como decenas de millones de mexicanos?


 


Así quedaría el futuro de los candidatos presidenciales 2018:


 


Si pierde Andrés Manuel López Obrador, seguramente no se ira a su rancho “La Chingada” en Palenque, Chiapas, sino que se quedará a cuidar el negocio familiar que es el partido Morena, que tiene ingresos importantes y que seguramente crecerán para el sexenio siguiente por el número de legisladores y gobernadores que tendrá a su servicio. No se retirará.


 


Ricardo Anaya, se refugiará en el panismo, pero existe la firme convicción que esta será su última participación en política ya que pisoteo a muchos para llegar a la candidatura presidencial panista. Esto, si no le aplican la averiguación abierta que tiene por varios delitos. El dice, lo que llama la atención de alguien que estudio Derecho, que un tribunal electoral lo exoneró. Un tribunal electoral no puede exonerarlo de delitos penales. Su salvación sería el triunfo, pero está lejano. Seguiría viviendo de la política y seguramente preferiría irse a Atlanta, donde estudian sus pequeños hijos.


 


José Antonio Meade, es el único que tiene asegurado su destino. Si no gana la Presidencia, seguramente tendría una posición en los organismos financieros internacionales o, en el peor de los casos, daría conferencias internacionales en materia de economía y seguridad social. A él no le preocupa su futuro; es a sus cercanos colaboradores.


 


Margarita Zavala, pues podría fundar un partido político con el 4% del electorado que estas elecciones le dejarán como patrimonio. Pues, a vivir del erario.


 


Jaime Rodríguez, alias El Bronco, no podrá regresar como gobernador de Nuevo León, por razones jurídicas ya que así lo establece la Constitución de esa entidad. Así que será la sombra del actual gobernador interino, Manuel González para no perder esa poderosa fuente de ingresos.


 


Todos, excepto Meade quien tiene la chamba asegurada, quedarán desempleados, pero tendrán un ritmo de vida de holgura sin trabajar. No sufrirán, pues.






Déjanos tu comentario