Jueves 10 de Mayo de 2018

Jueves 10 de Mayo de 2018 11:06 am

Teoría de la Conspiración 4: Amnistía 2 millones de votos | VÍCTOR SÁNCHEZ BAÑOS

Muchos se preguntan el motivo por el cual Andrés Manuel López Obrador está obcecado con la amnistía a narcotraficantes y criminales organizados, bajo la premisa que “así se termina con el crimen”.


 


La respuesta es simple: son votos, dinero, áreas de influencia y control político.


 


Se estima extraoficiales, porque no hay ninguna fuente que se atreva a proporcionarlos, existen casi 2 millones de personas involucradas con el narco, que “trabajan” en el proceso de siembra, cosecha, trasiego, distribución, venta mayoreo, menudeo, vigilancia, asesinos a sueldo, entre otros. Además, de delincuentes dedicados a la extorsión, falsificación, robo de combustible, asalto a trenes, secuestradores y muchos más, cuyos delitos son considerados de “alto impacto”.


 


Como dato que dio a conocer el año pasado, por estas fechas, la Comisión Internacional de Derechos Humanos aseguró que el crimen recluta anualmente en México al menos 30 mil niños entre 9 y 10 años.


 


Según la Encuesta de Percepción de Inseguridad, que presentó México Unidos Contra la Delincuencia, el país pasó de tener 6 cárteles de narcotráfico a 400, desde la administración de Felipe Calderón, según el analista Juan Francisco Torres Landa.


 


Ahora bien, el monto de los negocios negros (criminales) supera, en el mundo, los 2.2 billones de dólares al año. De acuerdo a Global Financial Integrity, más allá del narco, trata de personas, involucra hasta el lavado de dinero en los sistemas financieros internacionales. México, representa alrededor del 12% del mercado internacional de negocios del crimen organizado con aristas, en algunos casos, internacionales.


 


Son miles de millones de dólares los que están en juego y muchos mexicanos, sus familias, amigos y otros beneficiarios, lo que representan votos y dinero para campañas. Una amnistía representaría, además, el control político y social en muchas regiones que hoy son tierra de nadie en el país.


 


Claro, es una teoría conspirativa que, como hemos dicho, cualquier parecido con la realidad es pura y mera coincidencia.






Déjanos tu comentario