Viernes 4 de Mayo de 2018

Viernes 4 de Mayo de 2018 08:25 am

AMLO y su lista negra de empresarios | VÍCTOR SÁNCHEZ BAÑOS

Está en campaña. Pero no perdona. Esto se lo ha dicho a sus más cercanos colaboradores. La mafia en el poder que, según él, encabeza Carlos Salinas de Gortari, va a ser desmantelada. En esa mafia, que ve el candidato a la Presidencia por Morena, Andrés Manuel López Obrador, están personajes que etiqueta como “salinistas” y quienes le impidieron llegar a la Presidencia hace 6 y 12 años.


 


Esto nos obliga a hacer un análisis sobre las fobias y las filias de AMLO. En el discurso habla de “amor y paz”, pero en su paso por el gobierno del entonces Distrito Federal, no fue así. Uso sus herramientas fiscales para agredir a sus críticos y a empresarios que no estaban de su lado. Apoyo a otros, como Carlos Slim, pero no porque éste lo hubiera pedido, sino porque le convenía al tabasqueño.


 


Sin embargo, no pudo enfrentarse a banqueros que no le ofrecían beneficios a su grupo. Sus huestes del PRD, en aquel entonces, se dedicaron a extorsionar a pequeños y medianos empresarios que tenían su domicilio fiscal u oficinas en el DF. La corrupción imperó durante esos 5 años de su gobierno y varios más en el perredismo. Según él, si la cabeza no es corrupta, tampoco el resto de la estructura.


 


Si él no era corrupto, entonces toda su estructura fracasó porque había grupos que se dedicaron a robar casas en nombre de los pobres. Muchas familias resultaron dañadas en su patrimonio. Desde aquel entones tenía su lista negra de empresarios y periodistas.


 


Pero, no tenía el poder total. Ahora, tiene en la mira a empresarios de la tala de Roberto Hernández, Germán Larrea y muchos más, que no comulgan con el “mesías tropical”. Por cierto, y como dato “curiocito” no tiene a ninguno de Ernesto Zedillo. ¿Por qué será? Y, en la lista de periodistas, hay decenas, quizá cientos, que buscará en su gobierno sofocarlos en a su favor. Quiero pensar que exagero; que es una mentira lo que estoy escribiendo.


 


Pero, veo que la “bondad” de El Peje, quien dice que no es lagarto, es otra de sus promesas electorales falsas. Ojalá me desmienta públicamente Andrés y no haya venganzas por “delitos de conciencia” en el caso de su ascenso a la Presidencia.






Déjanos tu comentario