Miércoles 2 de Mayo de 2018

Miércoles 2 de Mayo de 2018 09:17 am

AMLO o Morena. ¿Quién debe preocuparnos? | VÍCTOR SÁNCHEZ BAÑOS

No se trata de infligir miedo en el elector. Yo no inventé las frases de Andrés Manuel López Obrador, ni de sus cercanos colaboradores como Paco Ignacio Taibo II, ni de Yeidckol Povnlensky, ni de Alfonso Romo, ni de Dolores Padierna. Ellos hablan de sus sentimientos más profundos. No creo que sean traidores a la Patria, sino una manera de ver el futuro del país, en base a sus muy personales intereses y no el de la mayoría de los mexicanos.


 


Si bien se les critica sus ideas y expresiones, es para exhibir lo que buscan algunos políticos alrededor de López y de él mismo. Sus lazos prácticos, sentimentales y, por que no decirlo, ideológicos. Paco Ignacio Taibo, historiador afín a AMLO, anunció la expropiación de empresas que no estén alineadas a López.


 


De inmediato salió Marcelo Ebrard para desmentirlo. Al final de cuentas, la gente que está alrededor de Andrés, es la que da miedo al sector productivo. Aunque el tiene el control total de su partido, es muy claro que puede ser rebasado por quienes incendiarían al país si sus caprichos de poder y dinero, no los cumple cualquier sector de la sociedad. El comentario de Taibo, a quien tiene un respeto popular por su actividad como historiador, independientemente de su tendencia en el manejo de la historia, es grave por lo que lleva en su contenido e intensión.


 


Primero, expropiar empresas es la cancelación de empleos y bienestar de cientos de miles de trabajadores. No hay dinero en el gobierno que alcance para darle de comer a toda la población en el país. Otro enfoque es sencillamente la arrogancia, jactancia y exceso de confianza de los cercanos a El Peje, lo que mandan la señal que si pierden las elecciones, entonces movilizarían irresponsablemente a mucha gente a las calles con el fin de “defender el triunfo”. Eso, generaría violencia. Ellos, los perdedores, sólo defenderían sus apuestas y no los intereses de la comunidad. Ahí está el riesgo de los comentarios del círculo cercano de López.






Déjanos tu comentario