Martes 24 de Abril de 2018

Martes 24 de Abril de 2018 08:30 am

AMLO ganó el debate; perdió la paciencia | VÍCTOR SÁNCHEZ BAÑOS

En los ecos del debate del domingo, ya vimos de qué lado masca la iguana. Andrés Manuel López Obrador, con dos columnas vertebrales: él y sólo él puede influir para que sus colaboradores no sean corruptos. Además, habló de la amnistía para narcotraficantes. La primera base de su gobierno, la honestidad “valiente” de su gobierno en el 2000-2005, fue un fracaso.


 


Al lado de la aspirante a gobernadora de la Ciudad de México, Claudia Sheimbaun, cuando menos dejaron hacer enormes negocios para juntar dinero para la campaña presidencial con la construcción de los segundos pisos. Además, ahora esta rodeado de corruptos como napoleón Gómez Urrutia y mucho más. En esto miente López Obrador. También en la llamada amnistía a delincuentes. Incluso llamará al Papa Francisco para que en un panel de especialistas logre la pacificación del país. Es de risa loca.


 


Sólo gastará dinero del pueblo en sus “experimentos” sociales. El Papa no pudo dormir de la risa que causó el evangelista con esa propuesta. Si hubiera sido así de fácil, hubiera ayudado a su país de nacimiento, Argentina, donde el crimen es también un asunto de seguridad nacional. Además, AMLO terminó un debate muy enojado.


 


Por lo que respecta a Ricardo Anaya, la muerte cívica, es simplemente una vacilada como la Pensión Única Universal, dos posturas demagógicas, aunque es un candidato carismático y echado para delante. José Antonio Meade, fue el mejor documentado y preparado académicamente. Desafortunadamente para él, el peso de la franquicia política priista, es un pasivo brutal. Lástima, ya que difícilmente podrá repuntar si no se desmarca del sistema en el poder.


 


Margarita Zavala, trae una bandera que es noble y explotable. Ah, y El Bronco, será la piedra en el hígado de López Obrador; es la lucha de las puntadas entre ambos. Las encuestas se van a mover. Pero entenderán todos los candidatos lo que queremos los mexicanos. Queremos estadistas no a vulgares saqueadores de presupuestos. Queremos políticos comprometidos con la sociedad, no con sus grupos o cofradías. Queremos mejorar nuestras vidas, no cambiar al grupo de saqueadores. Queremos un país mejor donde las oportunidades de bienestar se den en base a la capacidad, el estudio y trabajo, no por ser amigo del Presidente en turno. No pedimos limosna de democracia, queremos un país justo donde la impunidad sea letra muerta. ¿Entendido?






Déjanos tu comentario