Jueves 5 de Abril de 2018

Jueves 5 de Abril de 2018 10:07 am

La desesperada lucha de Trump por la reelección | VÍCTOR SÁNCHEZ BAÑOS

Donald Trump, se dio cuenta que el sector privado de Estados Unidos está pendiente de sus determinaciones sobre el desarrollo de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio para Norteamérica. Con su presión a México y Canadá, el magnate elevó la expectativa de obtener mejores condiciones en el nuevo TLCAN, lo que no ha logrado.


 


Incluso, la incertidumbre sobre el futuro comercial de América del Norte, despertó malestar en varios grupos empresariales, muchos de los cuales apoyaron a Trump en su camino a la Presidencia de Estados Unidos. Las señales que manda el comportamiento del Presidente del vecino país del Norte, nos lleva a reflexionar que tiene urgencia en llegar a un acuerdo lo más pronto posible.


 


Esto, ante las presiones de los grupos empresariales que ven que puede generarse un cambio de partido en la presidencia de la República mexicana y con ello la llegada de un político que ponga en riesgo los negocios de estadounidenses y canadienses en la región. Los tratados internacionales, como el TLCAN, son obligatorios de cumplirse, de acuerdo a la Constitución Mexicana, por lo que en caso de firmarse existen altos porcentajes de obligación de cumplimiento, so pena de obtener sanciones de acuerdo al Derecho Internacional.


 


Trump, ahora enfoca todos sus esfuerzos para obtener la reelección y el control del Congreso, en las elecciones de éste año. De esa manera lograría mayor poder y manos libres para despacharse con la cuchara grande en cuanto a sus propios intereses y la de los grupos más conservadores de Estados Unidos. Las amenazas de Estados Unidos, de militarizar su frontera es un gesto de mal vecino, aunque lo haga en su territorio; insultar al país y a su Presidente, es delicado. Hoy quiere terminar de negociar el TLCAN, entonces cambiar el ritmo que el impone.


 


Está presionado por sus empresarios para firmar ya el TLCAN, entonces que México les diga cómo, cuándo y dónde. Así lo dice la biblia de los negocios de Trump.






Déjanos tu comentario