Miércoles 28 de Marzo de 2018

Miércoles 28 de Marzo de 2018 09:24 am

Mara, su muerte enseñanza para los jóvenes | VÍCTOR SÁNCHEZ BAÑOS

Pasaron varias semanas del cruel asesinato de Mara, una estudiante poblana atacada por un conductor de Cabify. Las autoridades mexicanas, como las de otros países, se ven sorprendidos por hechos que no están bajo su control. Los servicios de transporte público son recurrentes en cuanto a hechos violentos y delictuosos, que ocurren al amparo de la impunidad y el desorden.


 


Como conductores de autobuses, taxis, combis y otros sistemas, están enrolados expresidiarios (que en el mejor de los casos están reinsertados en la comunidad), pero en otros casos (los más peligrosos) se trata de prófugos de la justicia o de quienes son liberados por aceitar las manos de jueces o policías con dinero. Corrupción, pues.


 


El caso de Mara Fernanda Castilla, asesinada presuntamente por un taxista de la plataforma Cabify, que supuestamente cuenta con los mejores y estrictos protocolos de seguridad, nos lleva a la reflexión sobre la necesidad de incrementar la seguridad de los pasajeros del servicio púbico. Primero, se deben instrumentar protocolos de seguridad, mismos que deben informarse a la comunidad, sean hombres, mujeres, niños, ancianos.


 


Todos absolutamente deben protegerse. Establecer sistemas de información y, sobre todo, los jóvenes que salen de noche cuidar que no les den bebidas con drogas, substancias para dormir. Al mismo tiempo, los jóvenes deben cuidarse de no quedar dormidos y se conviertan en presas fáciles de delincuentes. Hay mucho que deben analizar y orientar a los jóvenes, sobre todo en el uso y abuso del alcohol y las drogas.


 


Mara, es una víctima más de la falta de información sobre el alcohol y cómo protegerse. Lo ideal es que nadie abuse o asesine a una mujer, pero sabemos que eso es materialmente imposible en todas las comunidades. Por ello, deben aprender a cuidarse y defenderse, además que las autoridades incrementen las penas contra quienes asesinen de esa manera tan cobarde. Información para respetar el alcohol, las drogas, la oscuridad.


 


No se trata de impedir la diversión, se trata de incrementar las medidas de protección de los miembros de la sociedad. No sólo debe quedar en manos de los políticos, muchos incompetentes, la protección de nuestra sociedad, sino de la misma sociedad. Información y precaución, las soluciones.






Déjanos tu comentario