Jueves 22 de Marzo de 2018

Jueves 22 de Marzo de 2018 08:29 am

La simulación propagandística | VÍCTOR SÁNCHEZ BAÑOS

No hay escrúpulo o recurso que sea suficiente para obtener por cualquier medio el Poder y Dinero que dan los puestos de elección popular. Por ello, empezó el bombardeo de todo tipo de propaganda sucia y chapucera. Hace unos días una estudiante, aparentemente Paulina Laborie, del ITSEO, subió a las redes sociales un video supuestamente hecho como tarea de su escuela, con el título “niña bien invita a votar por quien ya sabes quién”, lo que fue desmentido por el instituto jesuita de Jalisco ITSEO y se descubrió que fue producido por una empresa del sur de la CDMX, para burlarse de la Iglesia y apoyar al candidato de Morena a la Presidencia, Andrés Manuel López Obrador.


 


Una copia burda a otro propagandístico de Barak Obama, este forma parte de una larga lista de los promotores de AMLO encabezados en los medios audiovisuales por Epigmenio Ibarra, quien ha hecho una fortuna presentando en el mundo una imagen de los mexicanos de narcotraficantes, asesinos y tramposos. Decenas de millones no somos como los pinta Ibarra.


 


En fin, la guerra mediática estará a toda marcha y no habrá escrúpulo para lograr el poder. No se salvará ningún partido. Todos están en esa guerra donde el campo de batalla serán las redes sociales, especialmente WhatsApp, Twitter, Facebook entre otras que están popularizándose entre jóvenes.


 


Aunque critico el contenido de ese video también, aunque suene contradictorio, apoyo su difusión, pero dando la cara. Si escribo una columna lo hago con mi nombre; nunca anónimamente a pesar que periodísticamente es legítimo. Completa libertad en la propaganda en medios impresos, electrónicos y redes sociales, debe ser la consigna. Si sacan la ropa sucia de los políticos, pues que se aguanten o que respondan en defensa de su honor, ante tribunales.


 


Por cierto, no estaré de acuerdo con Epigmenio Ibarra, pero siempre defenderé su derecho a expresarse en cualquier plataforma. Aunque lo critique por sus contenidos, que es mi libertad y derecho.






Déjanos tu comentario