Martes 20 de Marzo de 2018

Martes 20 de Marzo de 2018 08:33 am

Cambridge Analytica y México | RAMÓN ALBERTO GARZA

El escándalo del momento en el mundo digital global es el del veto que Facebook le impuso a la empresa Cambridge Analytica.


Para decirlo en pocas palabras, Cambridge Analytica es la empresa de manejo de información, datos y estrategias de marketing que se autonombraron “gurús digitales” detrás de la campaña que llevó a Donald Trump a la Casa Blanca.vt.


Su socio mayoritario es Robert Mercer, un empresario ligado a intereses republicanos, quien invitó en su momento a esa sociedad nada más y nada menos que a Steve Bannon, el ultraderechista y controvertido ex jefe de asesores de Trump.


El castigo lo impuso Facebook a Strategic Communication Laboratories (SCL), corporación a la que pertenece Cambridge Analytica.


El pecado fue la violación de protocolos, al manipular información de cientos de miles de usuarios de Facebook para extraer, sin su consentimiento, datos personales y emplearlos en el marketing digital en la campaña presidencial en los Estados Unidos a favor de Trump.


Pues esa firma del escándalo viene operando al menos desde julio del 2017 en México, buscando prestar sus servicios a algún candidato con el suficiente presupuesto para pagar lo que hoy está claro -por la sanción que les impuso Facebook- que es a todas luces prohibido.


De acuerdo a una publicación el pasado enero hecha por el diario El Financiero Bloomberg, su directora de operaciones en México es Arielle Karro, quien tiene ocho meses reclutando expertos en manejos de datos a través de la red Linkedin.


Su mensaje no deja lugar a dudas: “Hola, Gracias por conectarse conmigo en Linkedin. Trabajo para una firma internacional de datos científicos, Cambridge Analytica.


“Somos el cerebro detrás de la elección de Trump, y la de Nelson Mandela, y seremos el cerebro detrás de la elección presidencial mexicana. (Sic)


“Estoy muy interesada en conocer acerca de sus antecedentes porque estamos en la búsqueda de expertos en datos. Pagamos salarios estándares de Estados Unidos y ofrecemos muchas vacaciones. Háganme saber si están interesados en conversar. Arielle”.


El anuncio de reclutamiento, evaluado hasta la semana pasada, podía lucir inocuo. Pero a la luz del veto de Facebook y el escándalo generado en estos días, las operaciones de Cambridge Analytica en todo el mundo están sometidas a una gran investigación. Y su sede en México no es la excepción.


Lo que hasta ahora se sabe es que uno de los equipos de alguno de los candidatos presidenciales tiene muy avanzadas sus negociaciones con la controvertida corporación, y presumiblemente ya existirían contratos firmados o a punto de firmarse.


De hecho, en noviembre del 2017, cuatro meses antes de que estallara el escándalo con Facebook, Andrés Manuel López Obrador denunció la intromisión de Cambridge Analytica en el proceso electoral mexicano.


El candidato de Morena dijo entonces que “esa empresa ha sido contratada para atacarnos. Tengo información de que es una empresa especialista en el manejo de publicidad y de guerra sucia.


“Ellos se jactan que fueron los que asesoraron a Donald Trump. Y yo le pido al INE, a la Fiscalía Electoral, que investigue a esta empresa Cambridge”, sentenció López Obrador.


Por eso hoy frente al caso Facebook-Cambridge Analytica que escandaliza a todo el mundo, la pregunta obligada es: ¿se investigará, caiga quien caiga, a que intereses políticos sirve esa cuestionada firma en México? ¿Aquí también será vetada? El INE y la PGR tienen la última palabra.


 


@ramonalberto






Déjanos tu comentario