Miércoles 14 de Marzo de 2018

Miércoles 14 de Marzo de 2018 08:24 am

Morena, la cosecha de traidores de otros partidos | VÍCTOR SÁNCHEZ BAÑOS

Los conejos son vistos por algunos agricultores como una plaga que se come los frutos de años de trabajo. Como conejos, el líder moral, espiritual y económico de Morena, Andrés Manuel López Obrador, recoge a cualquier personaje que es mal visto, por su inmensa riqueza mal habida, por sus traiciones o simplemente, porque aceptaron sus caprichos políticos.


 


Sobran los nombres de Morena. Pero el más icónicoes el de Napoleón Gómez Urrutia, líder del sindicato minero, en el escaño seis de la lista de senadores plurinominales por Morena. Molestó a los morenistas que siguen desde hace mucho tiempo a AMLO. Existen temas sinuosos alrededor de Gómez Urrutia que van desde el ser líder de un sindicato minero que exige que su líder sea minero y él nunca lo ha sido; la demanda que en 2005 le impuso la cooperativa Veta de Plata por el presunto fraude por 55 millones de dólares a 10 mil mineros; la ingeniería fraudulenta detectada por la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y la Comisión Nacional de Valores y Cambios en la cuenta 10964526 de Scotiabank Inverlat a nombre del sindicato minero; tretas en procesos de selección de sindicatos por parte de trabajadores mineros hasta bloqueos ilegales a empresas como sucedió con la Minera Media Luna de Guerrero.


 


No es novedad que el llamado Peje realice estas acciones, pero el nombramiento de Napito es una muestra más de que no le interesa más que sumar a quien le conviene a sus fines políticos, dejando sin espacios incluso a miembros de las bases que le han apoyado por años. El motivo de llamarlo a las filas de Morena, es por su dinero.


 


No hay que olvidar las sabias palabras del Profesor Carlos Hank González: la política se hace con dinero; si es ajeno, mucho mejor. Un político pobre, dijo Hank, es un pobre político. Y, sus frases nunca antes han estado más vigentes. Es más, se entiende y se comprende el chapulineo; es supervivencia.






Déjanos tu comentario