Viernes 9 de Marzo de 2018

Viernes 9 de Marzo de 2018 09:20 am

Terrorismo electoral y el suministro de agua | VÍCTOR SÁNCHEZ BAÑOS

En varias regiones de la Ciudad de México, grupos criminales cerraron las válvulas de suministro de agua potable. Fue selectivo, ya que se atacaron varias regiones en las zonas donde no hay una fuerte presencia de Morena. De esa manera buscan desprestigiar al gobierno de la capital del país, que encabeza Miguel Mancera, así como a la candidata del Frente PRD-PAN, Alejandra Barrales. Ambos, Miguel y Alejandra, salieron a denunciar los fines electorales de dichos cierres de válvulas. Así se crea una escasez ficticia. Esto nos lleva a la reflexión de la vulnerabilidad de los mexicanos ante la voracidad política de canallas electorales.


 


Hoy es el agua potable y ¿después? Durante los procesos electorales los mexicanos nos convertimos en rehenes de la clase política y de los partidos. Estos están desesperados por mantener y hacerse del poder, así como del dinero de billones de pesos del presupuesto. Se matan, se desprestigian (si es que les queda algo de prestigio), se insultan y hasta llegan extremos de realizar actos terroristas contra la misma comunidad, que tiene el poder del voto.


 


Este asunto debe ser investigado, no sólo por la Procuraduría de la Ciudad de México, sino por la General de la República. Son actos que atentan contra la seguridad nacional y específicamente contra la comunidad. En un país de leyes, esto sería un escándalo nacional de proporciones monumentales. Barrales, acusó a miembros de Morena de realizar esas maniobras de terror.


 


Se trata de una denuncia grave en contra de las huestes de Claudia Sheimbaun, la aspirante del partido de Andrés Manuel López Obrador. ¡Cuidado! El uso electoral de la seguridad nacional es gravísimo.






Déjanos tu comentario