Jueves 8 de Marzo de 2018

Jueves 8 de Marzo de 2018 09:00 am

Por fines electorales frenan fiscales y auditor | VÍCTOR SÁNCHEZ BAÑOS

Ante el aumento de intensidad de la lucha por el poder y el dinero que obtendrá quien gane el proceso electoral del próximo 1 de julio, queda claro que los mexicanos aceptamos a quien la partidocracia nos impone como candidatos. No sabemos si son honrados o personas con antecedentes académicos, de probidad y otras capacidades que sirvan para el digno y efectivo ejercicio administrativo de nuestro país. Somos una nación de más de 130 millones de personas, hundida en un desanimo ante la impunidad, el crimen y la corrupción.


 


Por ello, se necesitan fortalecer instituciones que no tengan la mancha de la duda que deja esa clase política en todo lo que toca. Necesitamos los mexicanos instituciones sólidas y fuertes, así como el nombramiento de fiscales anticorrupción y el general de la República, así como al Auditor General. Los tres funcionarios, con la actual estructura, son carnales de quien detente el poder. La oposición al PRI, no quiere que la mayoría tricolor pueda dejar esos puestos a su medida; quieren que sea a la medida de los que lleguen y, a eso apuestan, a lograr el poder y despacharse con la cuchara gigante.


 


Urgen esos nombramientos. El Legislativo le debe a la sociedad tener a esos funcionarios, sin atención a los tiempos políticos y electorales. A la sociedad poco le deja la pugna del poder; le interesa tener un país donde las leyes, la justicia y el orden imperen. Todo lo demás es secundario. Incluso la forma en que se repartan, al margen de la comunidad, el pastel del poder y el dinero.






Déjanos tu comentario