Lo bueno, malo y feo

Jueves 10 de Julio de 2014

Jueves 10 de Julio de 2014 02:13 pm

ALTAVOZ | Carso vs Televisa

Grupo Carso, que domina el mercado de la telefonía y que su monopolio grava con altos costos a los usuarios del servicio. En el otro campo está Grupo Televisa, que es hegemónico en las comunicaciones televisivas y de contenidos, que a pesar de que es menos acaudalado que el primer grupo, tiene una honda influencia social y política, ya que la televisión es la gran educadora y generadora de costumbres y comportamientos de las sociedades modernas.

La ley que se aprobó, si bien afecta a ambos gigantes de las comunicaciones, tiene un cierto sesgo a favor de la televisora, para retrasar el ingreso del titán de la telefonía al mercado de trasmisión de voz, imagen y datos.



El desenlace del drama de las telecomunicaciones no fue previsto, puesto que la política pública, plasmada en la ley, obvió el escrutinio público y la simulación de posibles escenarios. Así que Grupo Carso decide vender parte de su negocio telefónico para acceder al mercado de televisión abierta y de paga.


Con ello evita subsidiar a la competencia. Los posibles efectos de la medida son una mayor competencia (de la que no escaparán las televisoras), en telefonía, internet y televisión, y previsible presencia del capital extranjero en este servicio (el posible comprador de los activos de Carso).


Por la puerta de atrás se beneficia el consumidor. Ganan los consumidores.


Pero, ¿en qué beneficia al ciudadano? La competencia per se no garantiza la pluralidad: quizá diluya la hegemonía de Televisa en contenidos e influencia política, pero el interés público (la pluralidad de visiones e ideas) es el gran ausente.


 


Lo invitamos a escuchar nuestra opinión.



Koala

Déjanos tu comentario