Lo bueno, malo y feo

Martes 7 de Mayo de 2019

Martes 7 de Mayo de 2019 08:51 am

El #MeToo golpea a los Legionarios de Cristo

ROMA (apro).- Las acusaciones contra la desprestigiada congregación de Legionarios de Cristo continúan repitiéndose una y otra vez, ahora también bajo el paraguas del movimiento #MeToo. Desde el jueves pasado, la denuncia de la cantante y presentadora mexicana Ana Lucía Salazar, quien relató haber sido abusada a los ocho años por un sacerdote de la Legión, ha ido provocando una llamarada de polémicas y debates en las redes sociales, cuyo real alcance es difícil de prever.


“Hola, mi nombre es Ana Lucía Salazar y estoy buscando información sobre el padre Fernando Martínez. Yo soy una de las víctimas del señor, él me abusó cuando tenía ocho años”, escribió Salazar, en un largo mensaje en Facebook, que el lunes ya había sido compartido unas 13 mil veces y tenía más de 180 comentarios.


“Tuve la desgracia de toparme con el pederasta Fernando Martínez en Cancún en 1991-1992 en el Instituto Cumbres. El colegio conociendo los casos decidió callar”, agregó la mujer, quien posteriormente también subió su denuncia en Twitter con el hashtag #MeToo, y alegó que ella es la primera mujer que realiza una denuncia de este tipo en México, pese a que habría más víctimas.


“Los padres de familias de las demás niñas decidieron no creerles a sus hijas, pero yo conté con mis padres”, puntualizó, al agregar que el mencionado legionario habría sido trasladado por la Legión tres veces, con supuesto objetivo de encubrir sus delitos.


“La gente que sabe de su historia conoce sobre los abusos que cometió en los ochentas en el Cumbres de México y después de eso, lo encubrió la legión y lo reubicaron a Cancún en donde abuso de nosotras y de ahí lo dirigieron a Salamanca, de ahí le hemos perdido la pista”, afirmó Salazar, al pedir ayuda para dar con el paradero ayuda de Martínez.


 






Déjanos tu comentario