Lo bueno, malo y feo

Sábado 1 de Diciembre de 2018

Sábado 1 de Diciembre de 2018 08:29 am

Las columnas

Coordenadas / Para el presidente López Obrador, el camino para llegar al día de hoy comenzó hace muchos años. El 17 de abril de 1996 se registró para contender por primera vez por un puesto de relevancia nacional: la presidencia nacional del PRD. Le ganó la contienda a Heberto Castillo y a Amalia García. Es muy probable que, desde entonces, tuviera en su mente la ruta que le llevará a jurar como presidente de la República esta mañana. A López Obrador se le pueden criticar muchas cosas, pero nadie podrá decir que no es alguien persistente. A mi parecer, hoy veremos a un presidente constitucional que pronunciará un discurso moderado e institucional en el Congreso de la Unión y luego al líder social que renovará las esperanzas de sus partidarios en el Zócalo. Estamos en el día 1. Por el bien de México, ojalá que cuando se acumulen las fechas, podamos constatar el saldo positivo que quedó para el país.


 


Arsenal / Enrique Peña Nieto llegará primero al Palacio Legislativo para entregar la banda presidencial. En su retiro deja un balance de luces y sombras. Se va mal calificado. Una encuesta publicada esta semana por Reforma dice que aproximadamente sólo 28% lo aprueba. El mexiquense fue tolerante con la corrupción. No hay nadie en la cárcel por Odebrecht, OHL, el socavón o la Estafa Maestra. La Casa Blanca y Ayotzinapa iniciaron su Waterloo. No pudo tranquilizar al país.


 


Trascendió / Que ante la amenaza de los legisladores del PAN de enderezar protestas durante la toma de posesión de Andrés Manuel López Obrador, las bancadas de Morena en la Cámara de Diputados y el Senado tienen listos sus celulares para grabar video y tomar fotografías de las manifestaciones azules, con el plan de exhibirlos en redes sociales como los perdedores que buscan obstaculizar el cambio político en el país. Se busca que carguen con un peso político negativo ante la opinión publica, contrastando la historia institucional del panismo, convertido ahora en rijoso.






Déjanos tu comentario