Lo bueno, malo y feo

Sábado 2 de Septiembre de 2017

Sábado 2 de Septiembre de 2017 08:50 am

EPN: De cara a la sucesión | REPORTE ÍNDIGO



Enrique Peña Nieto enviaró a la Cámara de Diputados su quinto y penúltimo informe como presidente de la República, que además podría sentar las bases para su último año en el ejercicio del poder, el más difícil para un presidente en funciones.


Será el último del mandatario antes de las cruciales elecciones de 2018 y marcará la pauta para el inicio del proceso de sucesión presidencial. En su próximo informe, lo más probable es que Peña Nieto ya conozca a quien lo sucederá en Los Pinos.


Además del documento que será entregado en San Lázaro como parte del acto protocolario, el mayor interés radica en el discurso que dará mañana sábado 2 de septiembre en Palacio Nacional, cuyos ejes ya se han delineado a través de la serie de spots que promueve el Gobierno federal en los últimos días.


Más allá de presumir los logros de su administración, el mandatario estará en posición de utilizar el escenario para enviar mensaje de cara al proceso electoral que arranca formalmente en unos días, y donde su figura será determinante para el proceso interno de su partido.


A través de promocionales difundidos en televisión, Internet, así como en estaciones de radio y medios impresos, el Gobierno federal adelantó algunos de los logros del último año enfocados en sectores como educación, salud, turismo, vivienda, medio ambiente, entre otros.


El lema de este quinto informe -y que predomina en los spots- es “lo bueno cuenta y queremos que siga contando”, y en ellos se observa al presidente en escuelas, ranchos ganaderos o en las obras del nuevo aeropuerto hablando sobre los avances de su administración. Los spots generaron polémica al excluir temas como el de seguridad y corrupción, que sí habían estado presentes en los promocionales de anteriores informes.


Además, Morena solicitó al Instituto Nacional Electoral (INE) que tomara medidas cautelares por la transmisión de dichas cápsulas al considerar que, a juicio de este partido, la campaña podría vulnerar el principio de equidad de cara a las próximas elecciones; el INE declaró improcedente la petición.


El presidente hablará previsiblemente de la estabilidad macroeconómica, la reducción del déficit y la recuperación del peso frente al dólar como uno de los mayores logros de su administración en los últimos 12 meses, en donde se tomaron medidas drásticas como los recortes al gasto público que parecen haber funcionado.


Cuestionamientos


Apesar de los logros que pueda presumir en su discurso, la realidad es que en el balance del último año de gestión llega también con diversos cuestionamientos al mandatario.


Según algunas de las últimas encuestas, Enrique Peña Nieto encara la recta final de su mandato con una aprobación que ronda el 20 por ciento e incluso por debajo, aunque es cierto que su popularidad no es tan baja como a principio de este año cuando llegó a caer hasta el 12 por ciento después del llamado “gasolinazo”.


Además, al presidente y a su partido se les señala por su falta de compromiso para la consolidación del Sistema Nacional Anticorrupción (que comenzó operaciones sin fiscal en la materia) y por lo que se ha calificado como un intento de imposición en el “pase automático” del actual titular de la PGR a la nueva Fiscalía General.


En materia económica, y a falta de la entrega formal del Paquete Económico para 2018, Peña Nieto podría confirmar lo que ya adelantó el Secretario de Hacienda, José Antonio Meade, un nuevo recorte al gasto público que podría ascender a los 80 mil millones de pesos.


En seguridad, que es el tema que más preocupa a los mexicanos, existe la percepción de que no ha habido avances significativos no solo en el último año, sino en el sexenio en general, y las propias cifras oficiales hablan de un problema que no se ha podido erradicar.


Reformas estructurales


Otros de los avances que puede presumir el gobierno de Enrique Peña Nieto serán los resultados tangibles de las llamadas reformas estructurales, en materia energética, de telecomunicaciones y en educación.


En la gestión del sector energético, quizá el logro más destacable es el rescate de la empresa productiva del Estado Petróleos Mexicanos, que apenas el año pasado atravesó una de sus mayores crisis, y que en el primer semestre de este año obtuvo un rendimiento de más de 120 mil millones de pesos, cifra que contrasta con el mismo periodo del año anterior con una pérdida de 145 mil millones.


En telecomunicaciones, la implementación de los nuevos lineamientos propiciaron una mayor competencia y reducción significativa en las tarifas, en benefició directo a los usuarios de telefonía, e incremento en el número de usuarios de internet.


La implementación del nuevo modelo educativo y el exitoso proceso de evaluación magisterial derivados de la reforma educativa también serían parte importante del mensaje, tras unos primeros años complicados por la resistencia del sector disidente del magisterio.


La renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte será otro de los temas de especial atención en el informe.


Aunque aún parece que hay un largo camino hasta que se pueda alcanzar algún acuerdo, sin duda es un tema prioritario para la recta final del sexenio, y podría ser el último legado de esta administración.


Los logros en materia de turismo, generación de empleo, los avances en el proyecto del nuevo aeropuerto y la inversión en infraestructura también serán parte central del informe.












 

Déjanos tu comentario