Lo bueno, malo y feo

Sábado 28 de Diciembre de 2013

Sábado 28 de Diciembre de 2013 08:30 am

Desplantes, errores, protestas... 10 hechos que nos sorprendieron en 2013

CIUDAD DE MÉXICO (CNNMéxico) — Las imágenes de un diputado desnudo en tribuna o de un grupo de caballos corriendo libres por las calles del Distrito Federal parecen dignas de una broma para el Día de los Inocentes. Sin embargo, en 2013 fueron una realidad.

Los hechos que sorprendieron al país comenzaron en febrero, cuando el senador Jorge Emilio González Martínez, líder de la bancada del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), fue detenido en el operativo del acoholímetro en el DF por conducir en estado de ebriedad.

Conocido como el Niño Verde, el legislador fue llevado al centro de sanciones El Torito, pero gracias a un amparo permaneció en el lugar menos horas de lo que marca la ley. “Tramité el amparo porque todos tramitan el amparo, porque tenía mucho frío, no te dejan meter chamarra ni nada”, dijo al respecto días después.

En abril, otro político que dio de que hablar fue el entonces titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Humberto Benítez Treviño, luego de que su hija, Andrea Benítez, tratara de usar el cargo de su padre para cerrar un restaurante en una zona lujosa de la capital.

Difundido en redes sociales con la etiqueta #LadyProfeco, el hecho derivó en que Benítez Treviño se disculpara por la conducta “inapropiada” de su hija, quien buscó que funcionarios de la Profeco clausuraran el establecimiento por un supuesto mal servicio. Sin embargo, el mea culpa no fue suficiente y el presidente Enrique Peña Nieto destituyó a Benítez Treviño en mayo.

Ese mismo mes, la senadora Luz María Beristain, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), protagonizó otro escándalo en el aeropuerto de Cancún, en su natal Quintana Roo.

La legisladora llegó tarde a su vuelo y exigió al personal de la aerolínea que le permitiera abordar por ser “representante en la tribuna más alta del país”. El desplante se difundió en redes sociales con la etiqueta #LadySenadora y llevó a Beristain a ofrecer disculpas. La perredista, sin embargo, insistió en que fue víctima de “maltrato” por parte de la empresa.

‘Dedazos’ y carreras de caballos

En julio, los tropiezos se produjeron en la Secretaría de Educación Pública (SEP), que informó que los libros de texto gratuitos que distribuiría en el ciclo escolar 2013-2014 tenían 117 errores. En diciembre, la dependencia federal reconoció que había todavía más erratas en los materiales.

Otras fallas ocurrieron en el área del Gobierno del DF (GDF) encargada del Centro Histórico, a la que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) responsabilizó en septiembre de daños a la estatua ecuestre conocida como El caballito. Según el INAH, el GDF no supervisó adecuadamente la restauración de la escultura, a la que se aplicaron técnicas y sustancias equivocadas. El gobierno capitalino afirma que las afectaciones al monumento del siglo XVIII tienen remedio, pero para el INAH, son irreversibles.

A pocos kilómetros de El caballito, otros equinos causaron sorpresa a principios de ese mismo mes. Cerca de la Cámara de Diputados, al oriente de la capital, 30 caballos de la policía montada escaparon de los vehículos que los transportaban. Los animales corrieron algunas calles en medio de los automóviles —de los cuales dañaron 11— y fueron localizados y controlados momentos después.

El ‘color’ de la reforma energética

El año cerró con más sorpresas en el Congreso, cuyas últimas sesiones, en diciembre, se centraron en la discusión y aprobación de la reforma energética, una de las propuestas clave del presidente y la más polémica porque abre el sector a la inversión privada.

Las tensiones entre los legisladores llegaron al punto en que la senadora de izquierda Layda Sansores, opositora de la reforma porque considera que privatizará los energéticos, dijo a quienes la promueven: “Si quieren realmente que haya una privatización a fondo, vayan y privaticen a la puta madre que les parió”.

El reclamo de la izquierda contra la reforma no se quedó ahí. En el Senado, antes de que se votara la medida, el perredista Manuel Camacho Solís subió a la tribuna y, en vez de dar su mensaje, reprodujo con una iPad el audio de un fragmento del discurso del expresidente Lázaro Cárdenas en la expropiación petrolera de 1938.

Otro perredista, el diputado Antonio García Conejo, optó por otros métodos de protesta y, mientras hablaba frente a sus compañeros, se desnudó hasta quedar en ropa interior y dijo que era su manera de manifestarse contra el “despojo” a los recursos de la nación.

En medio de insultos y tensiones, la reforma energética quedó aprobada el 12 de diciembre y el presidente Peña Nieto la promulgó ocho días después. Sin embargo, las protestas no acabaron ahí, sino que el propio mandatario tuvo que soportar en persona los reclamos.
Apenas horas después de que firmara el decreto, frente a gobernadores e integrantes del gabinete, Peña Nieto fue increpado por un joven que se había hecho pasar por reportero y le reprochó no haber sometido la reforma a una consulta popular. Peña Nieto no respondió al reclamo. Sólo esperó a que personal de seguridad se llevara al manifestante del lugar.

(Más información en http://mexico.cnn.com/nacional/2013/12/28/desplantes-errores-protestas-10-hechos-que-nos-sorprendieron-en-2013)



Déjanos tu comentario