Increíble pero cierto

Miércoles 16 de Enero de 2019

Miércoles 16 de Enero de 2019 10:32 am

Mexicanos, con optimismo histórico en que baje la inseguridad en el país

EL ECONOMISTA.- Al último mes del 2018 se alcanzó el nivel máximo de confianza de los mexicanos en que la situación de violencia e inseguridad mejorará desde que se tienen registros. En el país 50 de cada 100 piensan que en el próximo año la delincuencia se reducirá en comparación con los niveles actuales.


 


El resultado registrado para este lapso contrasta con los bajos niveles de confianza de la población en meses previos. En diciembre del 2017 sólo 26 de cada 100 creían que la situación mejoraría, el nivel más bajo de optimismo, de acuerdo con cifras de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (Ensu) del Inegi.


 


Esta situación refleja las altas expectativas que tienen los ciudadanos en la nueva administración, encabezada por Andrés Manuel López Obrador, después de que, en meses anteriores se presentaran niveles históricamente altos de desconfianza entre los ciudadanos.


 


La respuesta del nuevo gobierno en materia de seguridad pública es el Plan Nacional de Paz y Seguridad 2018-2024 y sigue ocho ejes específicos:


 



  1. Erradicar la corrupción y reactivar la procuración de justicia

  2. Garantizar empleo, educación y salud

  3. Garantizar respeto y promoción de derechos humanos

  4. Regenerar la ética de la sociedad con la Constitución Moral

  5. Reformular el combate a las drogas

  6. Construcción de la paz con justicia para las víctimas

  7. Recuperación del control y dignificación en los centros reformativos y cárceles

  8. Construcción de cultura de paz estructural (instituciones y ciudadanos)


 


Este es uno de los ejes más importantes para el desarrollo económico y social de México. Los retos son grandes y en algunas regiones del país aún mayores.


 


El problema de seguridad pública


Los ciudadanos en México consideran que la inseguridad y violencia representan al problema más grave a escala nacional y al menos 73 de cada 100 aseguran que vivir en su ciudad es inseguro, siguiendo las cifras del Inegi.


 


La percepción de inseguridad se incrementa en algunos especialmente si son públicos. En el cajero automático 83.4% de los mexicanos tiene miedo de ser víctima de la delincuencia, en el transporte público el 75.3%, en el banco el 70.7% y en las calles por las que transita 67.8% de los habitantes de sienten inseguros.


 


Al menos 65 de cada 100 personas aseguraron ser testigos de asaltos cerca de su vivienda, 46 de cada 100 vieron a alguien vender drogas y 43 de cada 100 escucharon disparos. Estos delitos han crecido de manera sustancial en los últimos dos años.


 


En algunas regiones del país el nivel de inseguridad es mucho más alto que la media nacional. Reynosa, Tamaulipas encabeza la lista, con casi toda su población con percepción negativa. En esta ciudad 96 de cada 100 habitantes creen que su lugar de residencia es inseguro. Otras entidades con niveles altos de percepción de inseguridad son: Chilpancingo, Guerrero con 94 de cada 100; y Puebla, Puebla, Coatzacoalcos, Veracruz y Ecatepec, Estado de México con 93 de cada 100.


 


Cambio de rutinas por miedo


 


Los mexicanos afirman que han tenido la necesidad de cambiar algunas de sus actividades cotidianas por miedo a ser víctimas de algún acto de violencia o delincuencia. El más común es que la población mexicana evita portar objetos de valor, 61% ha modificado este aspecto.


 


Al menos 56 de cada 100 habitantes ya no permiten que sus hijos menores salgan a jugar fuera de casa, 53 de cada 100 no sale ya a caminar cerca de su vivienda por las noches y 35 de cada 100 decide no visitar a amigos y familiares para no exponerse, según las cifras del inegi.


 


ana.garcia@eleconomista.mx






Déjanos tu comentario