Increíble pero cierto

Viernes 20 de Abril de 2018

Viernes 20 de Abril de 2018 10:47 am

Marihuana: El debate ausente | CARLOS SALAZAR

El debate sobre la regulación de la cannabis y sus derivados es uno de los grandes temas ausentes en las campañas presidenciales a pesar de que hay signos evidentes de que la política oficial de drogas en el país ha demostrado ser un modelo fallido.


La coyuntura político electoral no podría ser más propicia para debatir sobre éste y otros grandes temas de la agenda nacional, sin embargo, la despenalización del uso de la marihuana no parece ser un tema que pueda redituar en votos y, por lo tanto, no se incorpora a las propuestas de campaña de los aspirantes presidenciales.


Con la abrumadora evidencia que coloca ya al 2017 como el año más violento en la historia moderna del país y a las puertas del proceso electoral más trascendental para México, el tema de la política de drogas cobra una mayor relevancia, pero en la clase política parecen no escuchar las demandas de una sociedad lastimada.


“Es desesperante, es frustrante que estos temas que son sin duda de absoluta prioridad para la población en general no se debatan. Esa frustrante necedad es la que nos tiene en esta ruta de nulo progreso y que por lo mismo no lo ves en los debates, ni en las propuestas, ni en los mensajes. No hacen caso a pesar de los llamados constantes y se dedican a atacarse entre ellos”, apunta Juan Francisco Torres Landa, Secretario General de México Unido Contra la Delincuencia y uno de los 4 primeros amparados para el consumo recreativo de la marihuana en el país.


Si bien se reconoce que la despenalización por sí sola no resolverá el problema de la seguridad pública, la regulación de la marihuana le quitaría a los cárteles el control del mercado ilícito, una importante fuente de ingresos y se convertiría en un mercado legal y controlado que podría ayudar a cambiar la dinámica de lucha antidroga.


La legalización de la marihuana es un tema que los candidatos presidenciales han dejado de lado porque no reditúa en votos


La semana pasada, la Suprema Corte de Justicia de la Nación emitió una segunda sentencia de amparo para poder utilizar la marihuana para fines lúdicos o recreativos y declaró la inconstitucionalidad de cinco artículos de la Ley General de Salud que prohíben su consumo.


Aunque el fallo solamente autoriza el cultivo y el consumo para el promovente del amparo, especialistas señalan que el precedente sentado por la Corte también debería abrir un debate sobre la necesidad de una reforma legal que permita que los artículos declarados inconstitucionales sean modificados constitucionalmente.


Casi de forma unánime, los promoventes de la despenalización y la regulación de la marihuana: políticos, académicos, empresarios, activistas e investigadores esgrimen la misma razón por la cual este debate no forma parte de la agenda de los candidatos: es un tema que no es redituable en votos y, de hecho, sigue siendo considerado un tabú que podría restarle apoyos en la carrera presidencial.


“Son temas que desgraciadamente cuestan votos. Por lo mismo es complicado que los candidatos los tomen. A mí me gustaría que los candidatos fueran directos y digan cada uno sus propuestas, hoy en día somos muchos indecisos que no sabemos por quién vamos a votar todavía, pero que estamos esperando saber qué piensan de algo tan importante como el tema de la cannabis”, asegura Raúl Elizalde, activista y fundador de Fundación Grace.


La despenalización por sí sola no resolverá el problema de la seguridad pública, pero la regulación le quitaría a los cárteles parte del control del mercado ilícito


Una realidad innegable es que a pesar de que en los últimos años se ha ido avanzando en las garantías individuales, siguen existiendo algunos temas tabú en la sociedad, tópicos muy delicados que continúan generando cierto rechazo por parte de amplios sectores de la población.


En esta dinámica se sigue imponiendo el cálculo político, las campañas continúan girando en torno a los lugares comunes, a las propuestas vacías (y muchas veces irrealizables) y, sobre todo, al cortoplacismo sin ofrecer alternativas a largo plazo en temas de impacto social como la despenalización de las drogas.


“Se trata de ofrecer información, de exponer que hay vertientes y opiniones diversas. Hay que decirles a los candidatos: ustedes nada más están en campaña por los próximos seis años, por lo tanto hay que ver hacia el futuro”.


- Doctor Oscar Próspero García


Investigador de la UNAM


No hay que dejar la agenda inmediata de los temas urgentes a corto plazo, pero tampoco hay que dejar de lado la agenda hacia el largo plazo”, señala el Doctor Oscar Próspero García, investigador de la UNAM.


No sólo es el tema de la despenalización o regulación de las drogas. La exigencia hacia los candidatos para que tomen posturas concretas en otros temas como la conquista de las libertades sociales tales como el matrimonio entre parejas del mismo sexo y el derecho al aborto es casi unánime. En esta ocasión, la sociedad no parece dispuesta a aceptar evasivas o frases elaboradas como: “estamos abiertos al debate”.






Déjanos tu comentario