Empresas y Empresarios

Viernes 22 de Marzo de 2019

Viernes 22 de Marzo de 2019 12:00 am

Pymes las menos atendidas | AGUSTÍN VARGAS

En los últimos dos años, el financiamiento bancario destinado a las pequeñas y medianas empresas (pymes) ha tenido una baja considerable, toda vez que las grandes empresas han absorbido los créditos internos para sustituir deuda en moneda extranjera.
 
Otros factores que han afectado el crédito a las pymes es el entorno macroeconómico de los últimos años en el que el crecimiento del PIB y de la inversión fija bruta ha sido bajo, aunado a un entorno de tasas de interés al alza.
 
La cartera de crédito a esas unidades productivas ha registrado tasas de crecimiento negativas desde el final de 2017, además de que el número de pymes que han recibido crédito bancario ha disminuido, en particular desde el final de 2016 hasta diciembre de 2018. Además, el índice de morosidad (IMOR) o de deterioro de la calidad de la cartera de crédito de las PyMEs ha aumentado desde los primeros meses de 2017.
 
De acuerdo con datos del BBVA Research, Banco de México y del Inegi, un factor más que incide sobre la dinámica de crecimiento del crédito a empresas es su composición por monedas, ya que, en periodos de depreciación del tipo de cambio, el saldo del crédito en moneda extranjera valuado en pesos puede elevar sus tasas de crecimiento, sin implicar necesariamente un crecimiento del saldo en dólares.
 
En 2018, el crédito en moneda extranjera valuado en pesos representó en promedio 22.3% del total del crédito a empresas, similar a la participación observada en 2017 (22.0%) y por debajo de la participación de 24.5% alcanzada en 2016 (máxima observada en el periodo 2014-2018).
 
En 2015 y 2016 el crédito a empresas en moneda extranjera fue el principal motor del dinamismo del crédito empresas y volvió a ser la mayor fuente de impulso en el segundo semestre de 2018. El dinamismo del crédito a empresas en moneda foránea, sin embargo, tuvo distintos orígenes.
 
En 2015 y hasta mediados de 2017, el crecimiento de este tipo de crédito (valuado en pesos) fue resultado de un efecto valuación, derivado de la depreciación del tipo de cambio.
 
A partir del segundo semestre de 2017 y hasta el cierre de 2018, el impulso ha sido un mayor saldo del crédito en moneda extranjera, valuado en dólares. Así, para 2018, se observó una tasa de crecimiento anual de la valuación en dólares de 12.8%, más del doble de la tasa registrada en 2017 (4.8%) o del promedio de los cuatro años previos (5.5%).
Twitter: @HbtMx




Déjanos tu comentario