Viernes 16 de Septiembre de 2016

Viernes 16 de Septiembre de 2016 08:35 am

Desafíos del Paquete Económico 2017

Los desafíos que enfrentan las finanzas públicas de México claramente no se pueden resolver de la noche a la mañana. Son problemas cuya solución podrían traspasar por lo menos los restantes dos años de la Administración del Presidente Peña Nieto y la siguiente Administración Pública.


 


La deuda se genera porque hay déficit, y el déficit se produce porque hay un mayor gasto a lo que el gobierno recauda y obtiene de ingresos extraordinarios. Por lo que el gran tema a resolver es cómo controlar el gasto o mejorar el ingreso. Para este último el margen es limitado, sobre todo por el contexto del petróleo, y porque está el compromiso de no aumentar ni crear nuevos impuestos. Con ello, la variable importante es el Gasto Público.


 


Si bien, el monto propuesto de Gasto Neto Presupuestario para 2017 reporta una disminución de 1.7% en términos reales, cambiando su trayectoria creciente de los últimos años (durante 2008- 2016 registró una tasa de crecimiento real promedio anual de 4.6%), hay cosas que al parecer no terminan de gustar:


 



  1. El gasto de servicios personales, rubro que abarca sueldos, salarios y prestaciones, aumentó en 0.6%. La expectativa era que hubiera un recorte fuerte por la percepción de los grandes despilfarros que existen.


 



  1. Se comenta que se priorizará el gasto en inversión, pero sólo para aquellas obras que ya están avanzadas. La realidad es que se propone reducir un 24.4% respecto al 2016 (inversión física -27.2%).


 



  1. La reducción de 0.1 puntos porcentuales de los Requerimientos Financieros del Sector Público, es claramente insuficiente. A lo anterior se le suma que hay compromisos heredados en los gastos públicos que limitan aún más las acciones de corrección en las finanzas públicas, como el pago de pensiones que va en aumento y el costo financiero del gobierno, es decir el servicio de la deuda, o sea el pago de intereses, que se prevé aumentará en 18.9%.


 


Es necesario que el gobierno federal siga aumentando sus esfuerzos para mejorar la perspectiva de las finanzas públicas. El Paquete Económico 2017 abona en este sentido, pero no es todavía suficiente para lograrlo.


 


Se verá aquí si el Presidente Peña Nieto contará con el apoyo del Congreso para mitigar los efectos de la crisis y también la capacidad de interlocución del nuevo Secretario de Hacienda para cabildear y negociar con los legisladores la propuesta económica del gobierno.


 






Déjanos tu comentario