Viernes 29 de Julio de 2016

Viernes 29 de Julio de 2016 08:30 am

Javier Duarte: ¡en capilla!

Es evidente que le siguen los pasos a Javier Duarte, gobernador de Veracruz. Trae un letrero en su frente que dice “se busca chivo expiatorio”. Y, definitivamente, con razón. Se trata de entregarle a las fieras del Coliseo romano, el circo suficiente para disminuir el malestar contra el partido en el poder, el PRI.


 


Pero, el “respetable público” exigirá más y más, lo que es saludable para la persecución de los corruptos. Sin embargo, esto no beneficiará al Revolucionario, ni a la totalidad de la clase política. Es más es como arrojar cieno a un ventilador y va a salpicar a todos ellos. El problema para la clase política: ¿Quién cerrará la puerta de la cárcel?





Déjanos tu comentario