Miércoles 15 de Junio de 2016

Miércoles 15 de Junio de 2016 08:25 am

Hampa rebasa a Bancomer

Es curioso que Francisco González el presidente del banco español BBVA, haya reconocido durante la Reunión Nacional de Consejeros de BBVA Bancomer, su filial mexicana, que “la industria bancaria se ha quedado obsoleta” frente al avance de las empresas tecnológicas, “con estructuras de costos muy pesadas, sistemas arcaicos y con una oferta muy poco diferenciada”.


 


Dijo que los clientes demandan un nuevo tipo de relación con la banca, que sea de más igualdad y flexibilidad en canales, pero también de transparencia, mejores precios y mayor liquidez.


 


Debió de haber agregado: y demandan mayor seguridad en los productos bancarios.


 


Y es que es increíble que un banco como Bancomer que en 2015 aportó al grupo español utilidades por más de 34 mil 485 millones de pesos, casi la mitad del total que obtiene en España y en todas sus filiales en el mundo, esté –junto con sus clientes- a la merced del hampa.


 


Para muestra un botón: un usuario de una tarjeta de crédito Bancomer está expuesto a que sufra una clonación de su plástico, con el que se hagan múltiples pagos fuera del perfil del consumo regular de la tarjeta original.


 


Los clientes de tarjeta Bancomer están expuestos a que el clonador reporte la tarjeta como extraviada, solicite un cambio de domicilio, y el banco, sin corroborar la identidad, le mande el nuevo plástico y los estados de cuenta a donde le indicó el delincuente para que el cliente original no se percate del mal uso que están haciendo de su cuenta.


 


Los tarjetahabientes Bancomer están expuestos a que con esa nueva tarjeta el delincuente compre una moto, pague varias cuentas en tiendas como El Palacio de Hierro, en restaurantes, y haga disposiciones de efectivo en cajeros automáticos el mismo día y que ese ritmo de consumo se repita varios meses.


 


El cliente está expuesto a que Bancomer no tenga la forma de detectar cuando una tarjeta de crédito tiene cargos y consumos inusuales, muy diferentes a los que se han hecho durante… ¡más de 20 años!


 


Bancomer tiene expuestos a sus clientes para que los delincuentes rebasen los límites del crédito otorgados a sus tarjetas.


 


Los clientes de Bancomer están expuestos a que los cobradores del banco les llamen para decirle que deben pagar lo que no han consumido y a pesar de que se les indique que la deuda se está “aclarando” ante la denuncia del fraude.


 


Bancomer carece del servicio de envío de estados de cuenta por correo electrónico, mientras que Banamex sí lo tiene.


 


Banamex envía un correo electrónico a sus clientes cada vez que realizan un consumo con su tarjeta indicando monto y establecimiento comercial, mientras que Bancomer está impedido de hacerlo.


 


El empresario español Francisco Rodríguez debió de haber reconocido: Bancomer ha quedado obsoleto.






Déjanos tu comentario