Jueves 17 de Marzo de 2016

Jueves 17 de Marzo de 2016 09:22 am

América Latina y el Caribe: Suben ingresos tributarios pero…

Pese a la continua desaceleración del crecimiento económico, los ingresos tributarios como proporción del PIB en los países de América Latina y el Caribe (ALC) aumentaron ligeramente en 2014, según los datos anuales reflejados en la publicación Estadísticas tributarias en América Latina y el Caribe. La recaudación tributaria como proporción del PIB se elevó, en estos países, del 21,5 %, en 2013, al 21,7 %, en 2014, frente al 21,4 %, en 2012, y al 20,8 %, en 2011.


 


El informe, que presentan conjuntamente el Centro Interamericano de Administraciones Tributarias (CIAT), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y el Centro de Desarrollo de la OCDE, incluye veintidós países de América Latina y el Caribe. Este informe se ha dado a conocer hoy, en el marco del XXVIII Seminario Regional de Política Fiscal, celebrado en la sede de la CEPAL, en Santiago, Chile.


 


Aunque la recaudación tributaria como proporción del PIB aumentó en toda la región de América Latina y el Caribe, el informe destaca que la media del 21,7 % aún está por debajo del 34,4 %, que fue el promedio de los países de la OCDE en 2014.


 


Los países cuyo PIB per cápita es más elevado suelen presentar un ratio de recaudación tributaria sobre el PIB mayor, que sirve para financiar la inversión en infraestructuras, educación y servicios sociales. Esta relación se ve reflejada de forma general en los datos del informe, así como en la brecha existente entre el ratio promedio de recaudación tributaria sobre el PIB de los países de la OCDE y el de los países de América Latina y el Caribe. Asimismo, también contribuyen a esta diferencia los altos niveles de informalidad entre las empresas y los trabajadores, aparte de las mayores desgravaciones fiscales en la región de ALC. El informe acentúa que hay margen para aumentar aún más la base imponible, además de adoptar medidas dirigidas a modernizar la administración tributaria y la política fiscal a fin de apoyar la movilización de los recursos internos, a medida que crece el PIB per cápita en la región.


 


El informe refleja una gran diferencia entre países. Los ratios de recaudación tributaria sobre el PIB en los países de América Latina y el Caribe abarcan desde el 12,6% de Guatemala y el 14,1% de la República Dominicana hasta el 32,2% de Argentina y el 33,4% de Brasil.


 


Según el informe, la proporción de tributos recaudados por las administraciones territoriales en la mayoría de los países de América Latina y el Caribe es pequeña y no ha aumentado, lo que refleja unas competencias fiscales relativamente reducidas en comparación con los mismos niveles gubernamentales de los países de la OCDE.


 


El informe dedica un capítulo especial a describir la evolución de los ingresos procedentes de recursos naturales no renovables, muy afectados por la brusca caída que, en 2014, sufrieron los precios de los productos básicos. Esto ha provocado una significativa reducción de los ingresos procedentes de los hidrocarburos, que representa una disminución media del 0,7 % del PIB de los países a los que se refiere este capítulo. En 2015, se espera que esta caída sea del 2,1 % del PIB.


 


Estas importantes reducciones en los ingresos que los gobiernos obtienen procedentes de recursos naturales no renovables, al no clasificarse como tributos, no se reflejan en el ratio de recaudación tributaria sobre el PIB. Los ingresos de la minería se vieron igualmente afectados por la caída de los precios de los productos básicos, lo que provocó, en 2014, una reducción del 0,1 % del PIB. Se espera que en 2015 la reducción sea similar a la sufrida en 2014. En algunos países, el aumento en la producción minera junto con la depreciación de la moneda dio lugar a unos ingresos no tributarios relativamente estables. Por otro lado, los ingresos procedentes del impuesto de sociedades en el sector sufrieron una fuerte disminución como consecuencia de los menores márgenes de beneficio.


 






Déjanos tu comentario